Por: Nathán Adoniram

¿Qué ambiente reina en LDM en estos momentos?
Breve análisis de la carta de Naasón de este día a su iglesia
¿Qué sucesos se pueden deducir que acontecerán a partir de esta carta en la Santa Cena 2019?

A las 11 de la mañana en México de este día 1 de agosto, los templos de La Luz del Mundo se aprestaban a recibir a los más de 200 mil fieles que tienen en el país, y seguramente en los demás países donde la Iglesia tiene miembros hicieron lo propio para la reunión convocada por los Consejos de Obispos de Estados Unidos y México. ¿La razón? La lectura de la carta “apostólica” que el hermano Naasón “envía” desde sus “prisiones” en Los Ángeles California.

Un extraño ambiente se pudo respirar dentro de los recintos de culto construidos por los hermanos. Esta vez no ha habido transmisión desde la Hermosa Provincia, la sede mundial del luzmundanismo como lo ha habido en las últimas décadas. ¿Por qué? Sencillo, el hermano Naasón, presidente, guía, líder, apóstol de la Luz del Mundo está en prisión.

¿Qué significa el 1º de agosto en los ritos naasonitas?

Es muy sencillo. En alguna parte de la historia de LLDM, los “apóstoles” de la familia Joaquín decidieron establecer una oración de cinco de la mañana el día 1º de cada agosto, para pedir que Dios bendijera el trayecto de los hermanos que se reunirían en la Hermosa Provincia para celebrar la Santa Cena, (equivalente a la eucaristía católica, o la conmemoración de los Testigos de Jehová). Pero, esta oración debería estar encabezada por el “apóstol”, quien con su autoridad divina y sus poderes especiales podría lograr que los peregrinos pudieran viajar sin accidentes, lograr que los patrones dieran permiso a sus trabajadores para asistir a la Cena, para que las garitas fronterizas permitieran el libre paso a los hermanos, y también, para que fluyeran los medios económicos necesarios para llegar a Guadalajara. Pero eso, sólo podía lograrlo con su oración, (la más poderosa, la más eficaz) el “apóstol” de la familia Joaquín en turno.

Para la Iglesia, el “apóstol” puede hacer grandes maravillas con su oración, inclusive, levantar muertos, detener huracanes, quitar enfermedades, convencer a autoridades, y un sinfín de milagros. Al igual que Moisés al abrir el mar bermejo, Elías al pedir lluvia, Abraham al interceder por Sodoma, y el mismo Jesús. Esa es la fe en los “apóstoles” en LLDM.

En los últimos años de vida del hermano Samuel, las oraciones oficiales protocolarias de cinco de la mañana donde él presentaba se movieron a las 10 de la mañana, debido a su enfermedad. Y ya el hermano Naasón las dejó en ese horario por razones que otro día comentaremos. Pero esa es la razón de la importancia de los días 1º de agosto de cada año.

Los hermanos de la Iglesia ponen una extraordinaria confianza en esa plegaria para poder sentirse seguros al salir de sus lugares en cualquier país con rumbo a México, específicamente a la capital tapatía.

Esta reunión es como cualquier reunión oficial, vestidos todos de blanco, en Guadalajara se reúnen todas las congregaciones metropolitanas; y como es costumbre, abundan el triunfalismo, los himnos alusivos a la plegaria resaltando el poder de ella, las banderas ondeando, las manos levantadas, y la entrada apoteósica del “apóstol” al templo, en medio del sonido de trompetas, para realizar el rito anual, la oración del 1º de agosto.

Y entonces, comienza la peregrinación anual hacia Guadalajara para celebrar los que rimbombantemente han llamado, “la fiesta más grande de toda la Tierra”.

Desde su instauración como ritual anual, jamás había faltado un “apóstol” en el trono de la Hermosa Provincia para llevar a cabo la plegaria especial. Hasta hoy.

El trono de la Hermosa Provincia luce vacío.  El apóstol está en la cárcel.

Esta es una situación que jamás se pensó en vivir; ni siquiera en los que hemos salido de la Iglesia. Sobre todo después de haber vivido los sucesos en 1997 cuando fuera acusado por delitos semejantes el hermano Samuel, apóstol de la iglesia en ese tiempo.

Los voceros no lo dicen; únicamente se han centrado en repetir discursos redactados exprofeso para los medios en juntas de los Consejos de Obispos y a llevar a cabo estrategias dictadas por los abogados del hermano Naasón: exponer a la iglesia como víctima, crear una campaña de triunfalismo, otra de orgullo luzmundano, y esforzarse por mantenerse unidos.

LLDM 1º de agosto de 2019, La otra realidad

Si pudiéramos tener acceso a los registros de hermanos que se han enlistado para llenar los autobuses (que cada ministro local regentea para asistir a Guadalajara), nos llevaríamos una extraña sorpresa. Los voceros pueden seguir mintiendo sobre que miles se bautizan, pero la realidad es que son miles los que están dudando en asistir. Y muchos, los que no estarán presentes este agosto en las fiestas de la iglesia, ni en las marchas, ni en la Santa Cena.

Los voceros se esmeran en anunciar a los medios “miles de bautismos”, pero no comparten cuántas deserciones tienen de forma anual, menos mensual. Pero la situación no está tan sencilla para los ministros este año. Existe un desánimo lógico y previsto; muchos están poniendo en tela de duda su fe, sus creencias y las razones para permanecer en las filas de la Iglesia. Pero no lo dicen.

En este blog hemos recibido cientos de mensajes de hermanos que no saben cómo lograr salirse de la congregación. Sobre todo en esta situación que se está viviendo, hay una gran necesidad de guía para poder abandonar la iglesia. Y no somos los únicos que podemos percibirlo, existen grupos en internet como el sub Reddit exLLDM y cristianos apologéticos que han dedicado mucho de su tiempo para compartir la verdad cristiana frente a las doctrinas de LLDM, que han recibido cientos de testimonios y solicitudes de ayuda para abandonar lo que ya consideran como secta.

No, LLDM no es al cien por ciento la iglesia estrechamente unida que nos presentan los voceros. Ellos nos dirán que 500 mil se reunirán esta próxima reunión. La realidad en números es otra, tal como lo hemos apuntado anteriormente y como presentaremos en otra entrada próxima.

No solo no serán medio millón, inclusive, serán menos de la cantidad que el año pasado se reunió, aunque las autoridades de la iglesia se esforzarán en presentar una reunión con más subsedes, mentir con denuedo a los medios en conferencias de prensa y exponer más necesidades de hospedaje que el año pasado y miles de bautismos.

No sólo los simpatizantes políticos se alejarán prudentemente o escandalosamente de este evento en la bienvenida el viernes 9 de agosto, también cientos de fieles, miles más que asistirán, pero lo harán atrapados en esa extraña vivencia de sentirse encarcelados sin poder negarse a asistir.

Es claro que no serán un número significativo en las fotografías que los drones tomen, pero esa es la realidad en la fe de los miles de la Luz del Mundo.

¿Qué es lo que sigue?

Desde el día de ayer recibimos en nuestro correo la mencionada carta, así como de los comentarios sobre ella por parte de pastores que aún siguen dentro de la Iglesia. De ellos respetamos pero más aún, comprendemos las razones para permanecer en la jerarquía naasonita. Su opinión en gran parte es compartida por los que aquí escribimos y que expresamos a continuación.

De principio, en la Redacción de este blog, no creemos que la carta sea de Naasón. NO es su estilo característico. Además, es muy difícil que, dadas las condiciones de su encarcelamiento, le sea prestado el tiempo y los requerimientos para escribir un epístola desde sus “prisiones”, como él les llama en clara alusión a las palabras bíblicas del apóstol verdadero, Pablo. Sin embargo, seguramente la idea general sí es su intención.

Después de sus saludos donde expresa que su fidelidad a Jesucristo no cambia por el encarcelamiento, pasa a su disertación, y de principio expone el ejemplo de Elías cuando profetizó sobre la lluvia que se avecinaba después de una prolongada sequía: (1 Reyes 18:41, 42). Elías envió a un mensajero. El hermano Naasón comparte que “posiblemente” Acab habría menospreciado el mensaje por venir de un criado.

Acto seguido, narra el ejemplo de Eliseo (2 Reyes 5:9-11). De la misma manera explica que Naamán rechazó el mensaje del profeta por venir de un criado. Sin embargo, a pesar de la insignificancia del criado, la importancia, no era el mensajero, sino, el mensaje.

¿A dónde va Naasón y sus Consejos con estos dos ejemplos?

Es muy sencillo: Posicionar a un mensajero que pudiera ser menospreciado por su “ropaje común” y “apariencia insignificante” en la consciencia de los hermanos de la iglesia.

Esa es la intención de la carta, más allá de su aparente “fidelidad a Cristo”, por parte de quien todo el tiempo ha usurpado Su lugar como intercesor, redentor y salvador. Más allá de repetir la invitación a la Santa Cena e inflamar a la iglesia de confianza.

Y dice categóricamente después de su análisis: “Es tiempo que TÚ, Iglesia del Señor, actuéis como lo hizo la iglesia de Filipenses (1:12-14)… que cuenta con una autoridad (que)… rompe barreras.”

El “apóstol” Adoraim, un llamamiento emergente

Cuando el hermano Samuel enfermó, aunque la iglesia no sabía de su enfermedad, ya Naasón se perfilaba para ser el sucesor con el apoyo de su papá. Lo comenzamos a notar cuando se volvió el ministro oficial de los servicios de la Santa Cena. Y cuando Samuel empeoró, llegó el día que el hermano Naasón levantó con sus manos el pan y el vino para bendecirlos, en ausencia de, y con la autoridad de su padre, el “apóstol” en turno.

En ese momento lo confirmamos, Naasón sería el siguiente apóstol de la Iglesia. Y no fue necesaria una revelación divina en nuestros corazones. Tan fácil como deducirlo.

No creemos arriesgado publicar que Naasón ha dado instrucciones a los obispos de sus Consejos para preparar al “mensajero” que llevará su mensaje este 14 de agosto a la iglesia en el mundo. Al cual, tal como anuncia a su iglesia, no deberán ver su “ropaje común” y “apariencia insignificante”. Naasón no dejará su puesto de apóstol ni director internacional, pero irá posicionando a su sucesor en la fe de la iglesia, tal como lo hizo el hermano Samuel antes de morir.

Y no sería sorprendente ver a Adoraim Joaquín, único hijo varón de Naasón, tomar el lugar de honor en el templo sede de Guadalajara.

No hay un misterio divino inescrutable en la carta del día de hoy, sólo un pre- destape de apostolado según la fe de los escogidos de la Luz del Mundo.

Parece que el hermano Naasón ha comprendido que este encarcelamiento puede durar muchos años (en el mejor de los casos), y que estos sucesos ponen en peligro la unidad de la iglesia, sobre todo, la seguridad de su hijo como sucesor en la dinastía que se ha aceptado ya como sucesión divina.

Sea hallado culpable o inocente, Naasón cargará toda su vida el estigma de los horrores de los que ha sido acusado, y si tiene viva su conciencia, también cargará el dolor, impotencia, decepción y discriminación que ha causado con sus actos a los miles de fieles que han creído en él, sobre todo, porque ha permitido que usen a la iglesia como escudo para protegerlo.

Por supuesto que esto no significa que La luz del Mundo se acabará. Pero sí significa cambios extraordinarios dentro de la estructura que sostiene la iglesia como institución.

Durante un buen rato la iglesia no crecerá siquiera al ritmo que crecía, perderá parte de su poder político, la imagen de sus líderes ha sido gravemente dañada al mismo nivel mundial que tanto orgullo les daba.

La historia de La Luz del Mundo, aunque exista por muchos siglos más, ha cambiado fatalmente, para siempre.

5 Replies to “1 de agosto y la carta “apostólica”: Un rito y un llamamiento emergente
  • CM
    CM
    Responder

    Está verde el muchachón, pero no importa, si a los hermanos les ponen una piedra para que crean en ella, no lo dudan y creen. Así de nefasto está el fanatismo. Lo bueno que yo, habiendo nacido “simiente santa” ya salí de esa porqueria. Es una lástima que siga viviendo en la colonia.

  • Spartaco
    Spartaco
    Responder

    Me llamo la atención que siendo como se dice ser un apóstol, al mencionar la estrofa del canto en que dice “Oh que alegría volver a ver el rostro del príncipe de Dios…” diga que se refiere a Jesucristo, cuando todos sabemos y lo decía don Samuel: en febrero vienen a ver a su hermano y en agosto vienen a ver a Cristo. Así que hoy se quedarán con las ganas de ver ese rostro. Que palabras usadas tan convenientemente como todo en LLDM. Hoy dicen que lo importante es el mensaje no el mensajero, me pregunto si por causas del destino llegará a salir libre Naasón seguirán pensando que lo importante es el mensaje y no el mensajero?
    También pienso que la carta tiene elementos que dan a pensar que no fue escrita por quien cree la iglesia, por último el “apóstol” debería saber bien que Cristo no es príncipe sino REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES

  • Hugo
    Hugo
    Responder

    Pues vete a otra colonia, sufres porque quieres 😊

  • Dario
    Dario
    Responder

    Para lo que se viene al mundo el que no se alinie y rinda culto al papado sea mason= nason o cualquier otra secta o religuion sera . Persegida y esto que estamos viendo con este engendro de satanas . El solo el principio (AHORA AGAMOS DE ESTA TRAGEDIA PARA EL DIABLO UNA VICTORIA PARA DIOS Y PREDIQUEMOS A ESTOS IDOLATRAS CON LA VERDAD Y QUE DIOS LOS JUSGE)

  • Antonio
    Antonio
    Responder

    Hay creyentes fanáticos, y luego están los de LLDM. Sara S Pozos es la peor, y hasta tiene una columna en Milenio, pobre mujer adoctrinada.

Responder a CM Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *