Nathán Adonirám

Ezequiel 34:2-10

Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza y di a los pastores: “Así dice el Señor DIOS: ¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan a sí mismos! ¿No deben los pastores apacentar el rebaño? Coméis la grosura, os habéis vestido con la lana, degolláis la {oveja} engordada, {pero} no apacentáis el rebaño. Las débiles no habéis fortalecido, la enferma no habéis curado, la perniquebrada no habéis vendado, la descarriada no habéis hecho volver, la perdida no habéis buscado; sino que las habéis dominado con dureza y con severidad

Ezequiel 34:2:10

Antes de iniciar esta entrada, los invito a leer estos testimonios que han llegado a nuestra redacción. Los nombres reales han sido cambiados para su protección.

Mi madre me envió a la casa pastoral para hacerle compañía al encargado (pastor), su esposa estaba en Guadalajara. Yo lo tenía como un santo, pero él abusó de mí.

Abner Mizraín.

Cometimos fornicación. El encargado nos obligó a casarnos. Éramos menores de edad y nuestros papás accedieron.

Hoy vivimos separados y nuestra vida se echó a perder para siempre.

Eunice y Tom

“Nosotros debíamos levantarnos a las de cinco, ayudar en la construcción del templo, respetar a las hermanas señoritas, pero no así los hijo del pastor Felipe Medina”. Ellos eran intocables.

Uzziel.

“Mis hijos no son como ustedes, (decía la hermana Eunice, esposa del ministro a los jóvenes), ellos están apartados, cuídense de tocarlos, ellos son del siervo de Dios”.

Vasnny.

“Él hermano Baltazar se aparecía a la puerta de la escuela, me regalaba cosas, me escribía a mi celular y me decía cosas que me hacían sentir mal. Y un día, intentó abusar de mí en la casa pastoral”.

Lea

“Así comenzó a hacer en las dominicales. El hermano Carlos (Montemayor) hablaba de mí, de mi familia. De forma indirecta decía nuestros nombres, incitaba a la iglesia a odiarnos por no estar de acuerdo con él, nos linchaba en público y decía que el que era enemigo del encargado era enemigo del apóstol del Señor y también, de Dios. Sufrimos el rechazo de la iglesia hasta hoy, lo denunciamos con el pastor distrital, con Honor y Justicia pero nunca se hizo nada”.

Judith.

“El hijo del encargado daba estudio a los niños de la iglesia y se aprovechó de su cargo para manosear a nuestro hijo de 8 años en esas reuniones . Lo reportamos a Honor y Justicia, el hermano Leandro (Ramírez) nos citó y nos dijo que se haría justicia pero que no fuéramos ante las autoridades para no causar una tristeza al ungido del Señor. Pero sólo cambiaron al ministro de iglesia, mi esposa se quedó perseveró, pero yo no soporté tanto dolor y me salí. Nos divorciamos, no quise perjudicar más a mi hijo. Traumas así no se borran nunca, me arrepiento de no haberlos denunciado, mi familia de destrozó para siempre”.

Eliud.

“Yo estaba ahí, en el mismo templo el hermano Silem nos pidió que votáramos por Duarte. Nos dijo que era deseo del Varón de Dios. Que el PRI era el partido que más garantizaba la predicación del evangelio y que era deseo del Apóstol de Jesucristo”.

Arturo.

“La esposa del encargado me buscaba mucho. Cada vez que llegaba al templo me invitaba a su recámara y ahí me decía que le regalara lo más preciado de mí al siervo de Dios. No soportaba el acoso, decidí ya no ir a la oración, pero hasta mi casa iba a buscarme. Ella y su esposo me dijeron que los siervos de Dios tenían necesidades, y que era una bendición para mí poder ofrecerle mi virginidad”.

Ana

“El encargado me pidió que motiváramos a la iglesia para comprarle un traje europeo al apóstol de Dios por su cumpleaños. Me pidió hablar con los que más aportaban dinero en la Iglesia. Hicimos una lista, juntamos una gran cantidad de dinero. Él mismo se comprometió a comprarlo con un familiar que podía hacerlo en Italia. Cuando lo reunimos se fue a la ciudad de México y nos informó mas tarde que lo habían asaltado en los baños y perdió todo. Era el segundo asalto que él “sufría” con grandes cantidades de dinero, pero también, anteriormente nos informó que habían robado la casa pastoral con los dineros del diezmo. Mientras, le construían su casa en Guadalajara con los mejores acabados y el apoyo del trabajo gratuito de hermanos de la iglesia”.

Sara.

“Yo estaba a cargo de los albañiles del templo, hubo un accidente y un hermano murió al caer de una torre,.El hermano Gil nos pidió mover el cuerpo afuera del templo junto a un árbol, y habló con la familia para que informáramos a las autoridades que el joven murió al caer de un árbol. Nos dijo que si las autoridades sabían la verdad, detendrían la construcción del templo que tanto anhelaba el apóstol. Así hicimos, y la familia jamás recibió compensación económica por la pérdida”.

Josué.

Para algunos, los ejemplos que acabo de compartir no son para nada inverosímiles. Para miles de hermanos esto que acabamos de compartir, es toda una realidad. Y 90 de cada 100 naasonitas reconocen haber sido testigos por lo menos de uno de los casos mencionados.

Muchos ministros de la Iglesia La Luz del Mundo han operado así durante décadas. Desde sus inicios hasta nuestros días. Hoy, que Naasón Joaquín enfrenta cargos de abuso sexual y de pornografía infantil entre otros, los voceros de la iglesia se han dado a presentarse frente a los medios para hablar de una asociación religiosa que se jacta de conducta intachable y transparente durante toda su existencia.

Pero, ¿realmente es así?

En absoluto.

Es cierto que muchas familias han tenido buenas experiencias de vida y de fe dentro de la Luz del Mundo, no podemos negarlo. Pero no son pocas las que han sufrido a manos de pastores abusivos enviados por Naasón para cuidar de ellos. Y los abusos han sido cometidos en un amplio abanico de situaciones, que van desde lo económico hasta lo sexual pasando por lo político. Hagamos una lista de ello, seguro, nos quedaremos cortos:

  • Abuso físico. La gran mayoría de fieles no recibe salario por su apoyo físico a la causa luzmundana. Sea que ayuden a limpiar las casas pastores y templos, sea que sean una especie de servidumbre voluntaria de los pastores y sus familias o participen en la construcción de templos y propiedades de la familia Joaquín. Los pastores reciben servicio gratuito de la profesión y oficio de los fieles que necesitan.
  • Abuso sexual. No son pocas las denuncias que el ministerio de Honor y Justicia (órgano judicial de la Luz del Mundo) han recibido durante sus décadas de existencia, sean ministros, hijos de ministros o miembros los acusados. Actualmente se especializan en ministros. Pero, los juicios son internos, y siempre favoreciendo al cuerpo ministerial. Los encargados infractores solo son removidos de lugar, y en algunas ocasiones, si el ministro no es de renombre, es sancionado al asignarlo a una iglesia pequeña en rancherías. Aunque los voceros no nieguen, los miembros de la iglesia son enseñados y coaccionados para no delatar ninguna infracción a la ley seglar o ante la autoridad civil para no dañar la imagen del apóstol o de la iglesia. Miembros de la iglesia en varios de esos 60 países donde tiene presencia LLDM, mujeres y hombres han sido abusados y envilecidos por los que debían cuidar de ellos, por sus esposas y por sus hijos. Es oportuno cerrar este punto mencionando a los cientos de obreros jóvenes que los apóstoles luzmundanos han enviado durante casi un siglo a las casas pastorales para ser auxiliares del ministro y su esposa y así vayan adquiriendo experiencia ministerial, pero no es así en un gran porcentaje, la mayoría terminan siendo servidumbre de los encargados. De hecho, no son pocos los que han sufrido humillaciones y vejaciones por parte de ellos en todos los sentidos y formas posibles. Los que nos leen saben que es cierto lo que estamos hablando.
  • Linchamiento moral o religioso. Cuando un miembro de la iglesia no está de acuerdo con el encargado (ministro, pastor, díácono, obrero) y lo expresa, corre peligro del linchamiento moral. Máxime si niega la “elección”. Este linchamiento moral va desde nombrarlo en público, quitarlo de los puestos de honor y poder que tenga (llevar oraciones, dirigir grupos, apoyar en comisiones, predicar, estar en el coro etc.), denigrar su persona, su actuar, denunciarlo como enemigo del apóstol (el pecado más grande cometido en LLDM), segregarlo de su familia y de la iglesia, y en ocasiones, hasta daño físico inducido mediante la victimización del ministro. Por esta razón la gran mayoría de los miembros que salen de la iglesia no quieren dar su testimonio o denunciar ante las autoridades alguna agravio cometido en su contra, prefiriendo quedarse en el anonimato. El sufrimiento más grande que un disidente puede llegar a sufrir es la pérdida de su familia, sobre todo la más cercana, su cónyugue y sus hijos, o sus padres y hermanos y amigos si es soltero.
  • Casamientos forzosos. Muchos jóvenes echaron a perder su vida al obedecer ciegamente los veredictos de los pastores de La Luz del Mundo. Jóvenes, casi niños que, en su inexperiencia llegaron a cometer fornicación y cuya sentencia fue la de casarse a pesar de ser menores de edad o de no amarse. Matrimonios que no resultaron y que más tarde verían sus vidas perjudicadas de manera total. Y todo por la decisión del ministro en turno con la amenaza de perder la salvación de su alma, a quedarse solteros durante mucho tiempo y también a que sus hijos nacidos en fornicación, fueran condenados irremediablemente al infierno si morían antes de cumplir los catorce años. Recordemos que el LLDM a los catorce años un joven ya es responsable de su salvación, y que mientras no llegan a esa edad, la salvación de los hijos depende directamente de la obediencia y santidad de los padres.
    Los matrimonios de obreros son parecidos. Ellos forman parte del cuerpo ministerial y firman una carta donde se reconocen “incondicionales”, miembros del grupo Herem. Ese rango permite al jefe de los incondicionales casarlos con quien él desee, aunque la mayoría de esos matrimonios fracasen y perjudiquen su vida por un largo tiempo.
  • Los hijos de los ministros. En la Iglesia existen pastores de avanzada edad de renombre, y otros relativamente jóvenes empoderados por su fidelidad al apóstol y por los resultados económicos y demográficos que significan. La mayoría de ellos son intocables, in-juiciables y sus delitos y pecados por lo regular quedan impunes. Son los de confianza. Pero no todo queda ahí. Al igual que sus padres, sus hijos llevan una vida licenciosa en la congregación. Aunque el noviazgo tiene sus limitaciones para los miembros de banca, muchos hijos de estos ministros seducen a las jovencitas a quienes dejan embarazadas o desprestigiadas. Toman alcohol, asisten a centros nocturnos, no asisten con regularidad a las reuniones y tampoco respetan grupos ni asignaciones de la iglesia en general, es decir, son intocables, son una clase social diferente. Dependiendo del rango del padre de ellos las denuncias contra ellos pueden no prosperar y es difícil que algún pastor de menos grado se atreva siquiera a denunciarlos.

Esos mismos pastores son los que las mismas víctimas ven ministrando una dominical, o servicios sagrados como unir en matrimonio, presentar niños o repartir el pan y el vino. Y esas mismas víctimas se preguntan:¿cómo es posible que lo permitan?

Leandro Ramírez Juez de LLDM por muchos años.

La indignación no se puede evitar. Un pastor que apenas hace unos días estaba enfrentando un cargo por abuso de una señorita o de un joven, se aparece en algún templo o en la misma Hermosa provincia presidiendo un culto. Ese mismo encargado que está repartiendo el pan o el vino apenas unos meses atrás cometía un fraude contra la iglesia o linchaba públicamente a una familia en contra de la congregación local . Pero ¿por qué callan?

Los motivos para callar

  • La iglesia es enseñada a que “todo se le deje a Dios” y Él, “dará el pago”. Aunque cuando el agravio es directamente contra pastores renombrados o familias pudientes la justicia es casi inmediata.
  • La iglesia va a ser vituperada. Otra razón para callar. ¿Quién quisiera ser el responsable de que la iglesia sea criticada por su causa? Seguramente, nadie.
  • No darle una tristeza al varón de Dios.
  • La manipulación es:”Perdona al pastor o al hijo de éste que lo hizo, la Biblia dice que hay cizaña y trigo en la Iglesia, pero no te preocupes, al final, “Dios quemará la cizaña”.
  • La manipulación continúa: “el siervo del Señor ha dado su veredicto, si no estás de acuerdo, estás juzgando al siervo del Señor”. Y obvio, eso, es pecado grave.
  • Para cuando un miembro abusado gravemente por un ministro pregunta por qué hay impunidad para ese pastor delincuente, los otros ministros responden:”el apóstol le tuvo misericordia y lo perdonó, lo necesita en la obra de Dios. No debes cuestionar, solo obedecer”.
  • El que no calla, el que no obedece y no acepta, pone en peligro su salvación. Para los fieles de la iglesia NO hay salvación fuera de LDM, no hay otra iglesia que Dios apruebe y por lo tanto, no le queda más que seguir y olvidar, o, aceptar.
  • Los fieles JAMÁS HAN SIDO ENSEÑADOS A DENUNCIAR los crímenes cometidos por pastores y miembros a la autoridad civil.

¿Por qué obedecer?

Esa es una buena pregunta. Si la Biblia es tan clara en estos aspectos, si la razón misma nos dice que esto no es correcto. Las razones son las siguientes:

  • Uno de los versículos favoritos de los ministros: elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer. 1a. de Pedro 1:2
  • En una de sus cartas, Samuel Joaquín dijo que como en el ejército, se obedece sin cuestionar.
  • Otro verso: Obedeced á vuestros pastores, y sujetaos á ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como aquellos que han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no gimiendo; porque esto no os es útil. Hebreos 13:17
  • Los pastores corruptos del Ministerio de Honor y Justicia justifican también el extraño “perdón” a ministros con este versículo: Ay del mundo por los escándalos! porque necesario es que vengan escándalos. Mateo 18:7
  • La salvación depende de la obediencia ciega, perdonando a quien hace mal. Y se le pide a la iglesia a confiar que el ministro acusado tendrá su castigo, pero, como son los “brazos” del apóstol y le hacen falta, seguirán trabajando en la obra (en las iglesias).
  • Si no se obedece al pastor se desobedece al apóstol y a Dios.
  • Por miedo a las represalias.
  • Por miedo a perder “bendiciones”.
  • Se le dice a la iglesia que en la obediencia está la prosperidad.

Hay otra pregunta que debemos contestar:

¿Cómo quedan los miembros violentados por los pastores que deberían cuidar de ellos?

  • Lastimados para toda su vida.
  • Matrimonios condenados a vivir juntos sin amor, con odio y con violencia.
  • Miembros que después de separarse de un matrimonio forzado, son obligados a vivir años de celibato dependiendo del criterio del pastor en turno, o, en un caso de algún miembro de alcurnia, del Ministerio de Honor y Justicia luzmundano.
  • Se vuelven desconfiados para con los ministros.
  • Familias enteras quedan segregadas de sus parientes cercanos o lejanos por cuestionar la “autoridad del siervo de Dios en los ministros”.
  • Los miembros vejados jamás podrán volver a acceder a sus privilegios entendidos como “bendiciones” (llevar oraciones, cultos, dirigir coro, estar en el coro, participar en la predicación, etcs.)
  • Las familias violentadas jamás vuelven a llevar una relación de armonía y paz con la congregación después del linchamiento moral público ocasionado por el pastor. Por cierto, el ministro es cambiado cada cierto tiempo pero los fieles maltratados se quedan. Para ellos la vida ya jamás será igual, y al pastor y su esposa, no les importa.
  • Los fieles defraudados deben aprender a vivir con las consecuencias de su confianza. Terrenos perdidos a nombre de la iglesia o del pastor, herencias, propiedades o grandes sumas de dinero. Hijosde familias defraudadas que se quedan sin escuela, padres que se quedan sin trabajo y pérdida de grandes oportunidades de vida por la “obediencia” ciega al pastor porque “es dirigido por el Espíritu Santo”.

Esos son los delitos de muchos de los ministros luzmundanos. Delitos que el vocero Silem no reconocerá jamás frente a los medios. Delitos que están saliendo a la luz desde Chile y hasta Alaska. Y que se seguirán presentando a todo lo largo y ancho del mundo a donde se extiende la Iglesia de la familia Joaquín siempre que se sigan enviando jovencitos y señoritas inocentes, inmaduras e ingenuos a servir en “la obra del Señor y siempre que el Ministerio de Honor y Justicia siga encubriendo a los pastores y miembros de renombre, motivados por la conveniencia del poder y la corrupción.

Los sucesos relatados por Sochil Martin como todos sabemos no son nuevos. Honor y Justicia tiene amplia información recabada sobre el asunto, pero siempre quedó dentro de sus muros y guardado en sus archivos. Los voceros siempre lo negarán y dirán que La Luz del Mundo es un Edén donde todo es felicidad y donde todos los ministros incluyendo Naasón son un dechado de virtudes.

¿Por qué sucede esto en la Luz del Mundo?

Es muy fácil responder a esta pregunta. La Biblia dice claramente que una fuente no puede dar agua dulce y salada al mismo tiempo.

Hermanos míos, ¿puede la higuera producir aceitunas, ó la vid higos? Así ninguna fuente puede hacer agua salada y dulce.

Santiago 3:12

Aunque la Iglesia de Jesucristo está formada por seres humanos con virtudes y defectos, la dirección siempre a punta a ser veraces, honestos, en un sincero esfuerzo por buscar la perfección. Pero la mentira, es del diablo.Juan 8:44

La Luz del Mundo no puede hacer verdaderos cristianos, porque no es una fábrica de cristianos. Así de sencillo. No es una fuente de agua dulce, sino amarga. Y si lo comparamos con un árbol, también dice Jesús que un árbol de una especie no puede dar frutos de otra especie, o da espinos, o da higos. Pedirle a La Luz del Mundo que obre justicia, que hable verdad, que dé frutos del espíritu es pedirle algo que no es capaz de hacer porque NO es su naturaleza. En resumen, NO ES UN CAMPO DE TRIGO. Es un campo de cizaña, (aunque haya trigo entre ellos).

Por esos sus ministros no pueden, aunque quieran actuar de forma permanente con las obras de la luz. Sus buenos actos, sus buenas obras (y no hablo de civilidad), son esporádicas, sin continuidad, no son concisas, ni tampoco permanentes. En consecuencia, su luz no es duradera, pero no porque no quieran, sino porque NO pueden. La aspiración a una buena conciencia jamás podrá ser más que un intento vano, fútil esporádico y e inútil. Porque les falta el Jesucristo permanente que abunda verdaderamente en la Gracia, que no es nada parecido a lo que se entiende en la Luz del Mundo.

También por eso los miembros tampoco pueden hacer una vida espiritual continua y por lo tanto no hay fruto constante, porque el árbol del que cuelgan como ramas no es un árbol bueno. Las raíces del que dependen no son buenas raíces.

Los ministros siguen el ejemplo, la fe, la enseñanza de su líder. Sirven a sus metas, a sus propósitos, de hecho, esas mismas metas y propósitos los han hecho suyos. Pero ese líder NO es Jesucristo. Ese líder se llama Naasón y está preso por varios delitos. De hecho, muchos ministros deberían también estar presos por los abusos a los que han sometido a los fieles. Sobre todo, violaciones flagrantes a sus Derechos Humanos.

La personalidad de los pastores y sus esposas

Los pastores (llamados más comúnmente encargados) y sus esposas se toman muy a pecho su estatus religioso. Se saben poseedores de la “autoridad apostólica” y no dudan en expresarlo para que la iglesia le obedezca. Hay ministros sinceros y amables que buscan ayudar a los fieles. Pero también los hay como los comentamos y no son pocos. Sobre todo en los últimos años de la dirección de Samuel y en la “nueva era” de Naasón. Los pastores abusivos están proliferando a diestra y siniestra. Pastores orgullosos, altivos, soberbios amadores del dinero y de sí mismos. Que orgullosos hablan de su parentesco, de su amistad íntima con el “apóstol” y la confianza que éste les tiene. Existen también encargados que humillan a la iglesia en los servicios dominicales exhibiendo a los fieles y mostrando una conducta completamente autoritaria. Muchos de ellos se sirven de la iglesia para suplir sus necesidades como ya hemos dicho y exigen atención y cuidados para su persona y familia, dado que el siervo de Dios “los ha puesto ahí con la confianza de que la iglesia cuidará de ellos”. Muchos, incapaces de aceptar críticas de los fieles a su trabajo o familia. Nueve de cada diez sin carrera profesional o siquiera educación media superior. Mandones, autoritarios, prepotentes muchos de ellos, y asombrosamente amorosos al mismo tiempo. Necesitados de pleitesía, honra, adulaciones, y por supuesto, dinero.

Las esposas de los ministros no en vano muchas veces son llamadas “encargadas”, porque funcionan exactamente como tales. Existen muchos ministros que son mandados por sus esposas y que han logrado subir peldaños de jerarquía ministerial gracias a los consejos, trabajos, labor y astucia de la esposa. No son pocos los fieles de las iglesias que se percatan de quién manda realmente en la Casa Pastoral. Mujeres que aman los lujos, vivir bien, vestirse bien y saberse obedecidas no solo por las hermanas de la iglesia, sino también por los hermanos. Este tipo de “encargadas” gustan ser servidas por las hermanas en las labores de limpieza de la casa pastoral, en el cuidado de sus hijos y aún buscan quien cocine y sirva la mesa a la familia de su esposo. Amén del cuidado de la ropa de la familia y de sus propias actividades como “pastora” de esa congregación. Ropa, bolsas, calzado de marca y chalinas españolas, este tipo de mujer “obrera” debe estar a la altura del trabajo de su esposo. Maquilladas, altaneras, bien peinadas, impecables y autoritarias. Aunque hay que reconocer que también hay esposas de ministros humildes y bondadosas, son cada vez, menos.

Los ministros reconocidos, sobre todo pastores de rango, diáconos y encargados en iglesias grandes gustan de asistir a buenos restaurantes a donde los fieles con posibilidades económicas los invitan porque ven como una “bendición” hacerles regalos de este tipo al quien “cuida de su alma”. No faltan los fieles que les compran ropa cara, que mantienen sus autos, trabajan en construir sus casas particulares y los llevan de paseo con gastos pagados e inclusive, pagan sus tratamientos médicos. Estos ministros gastan lo menos posible su sueldo (que para fines de publicidad, los voceros llaman “asignación).
Aunque, también hay que reconocer que los obreros en iglesias pequeñas, jamás tienen acceso a la calidad de vida de los ministros anteriormente citados. Ellos sí sufren carencias. Así, la desigualdad del cuerpo ministerial luzmundano.

Buenas noticias para La Luz del Mundo

Estimado hermano de La Luz del Mundo. No te lamentes más de lo debido, Dios siempre tiene buenas noticias aún en los momentos más tristes:


 Porque así dice Jehová el Señor: He aquí, yo mismo iré a buscar mis ovejas, y las reconoceré. 12 Como reconoce su rebaño el pastor el día que está en medio de sus ovejas esparcidas, así reconoceré mis ovejas, y las libraré de todos los lugares en que fueron esparcidas el día del nublado y de la oscuridad.  Y yo las sacaré de los pueblos, y las juntaré de las tierras; y las traeré a su propia tierra, y las apacentaré en los montes de Israel por las riberas, y en todos los lugares habitados del país. En buenos pastos las apacentaré, y en los altos montes de Israel estará su aprisco; allí dormirán en buen redil, y en delicados pastos serán apacentadas sobre los montes de Israel. Yo apacentaré mis ovejas, y yo les haré descansar, dice Jehová el Señor. Yo buscaré la perdida, y haré volver la descarriada, y vendaré la perniquebrada, y fortaleceré a la enferma. Mas destruiré a la engordada y a la fuerte. Yo las apacentaré con justicia.

Ezequiel 34:12

Hermano ministro de La Luz del Mundo que te esfuerzas por ser sincero en tu labor pastoral, reconoce la corrupción de la que formas parte, aléjate. Deja por voluntad de ser partícipe de los pecados del cuerpo ministerial de Naasón Joaquín en su iglesia, porque el Dios que dices servir no será bondadoso con los pastores que pisotean sus ovejas. Arrepiéntete y busca a Dios donde sabes que puedes encontrarlo.

En este punto es donde me preguntarán : ¿a dónde iremos? Y yo les responderé: ¡pues a Jesucristo!

Y ¿dónde está Él? Pues Él está donde estén dos o tres congregados en su Nombre. Si sales de LLDM, no busques templos gigantes, coros enormes y apóstoles que no lo son. Ya viste que eso no es sinónimo de paz ni de salvación. Y créelo, cualquier lugar donde se busque a Dios, se alabe a Jesucristo y se hable la Palabra de Dios por principios de cuentas, es mucho mejor que La Luz del Mundo.

Y todos ustedes pastores corruptos de La Luz del Mundo que creen que la justicia no les llegará, solo enciendan la tv, abran su celular, visiten Youtube.com, vean las noticias y observen como si Dios no perdona a la raíz… ¿cómo perdonará a las ramas?

Todos tus crímenes, las humillaciones que has hecho a quienes debías cuidar, los robos a las ovejas a tu cuidado, y todo el dolor que has causado no quedará sin pago, porque hasta hoy que ves lo que parecía imposible te debe recordar que “horrenda cosa es caer en manos del Dios viviente”. (Hebreos 10:31)

Hoy tienen una necesidad urgente y vital, de mentir; de eso depende su unidad y su fortaleza. Es el alimento de su triunfalismo ante la desgracia. Sí, desgracia porque lo que sucede con el “apóstol” es una desgracia, aunque digan lo contrario. Aunque salga algún día de la cárcel hoy o mañana.

Existe un pueblo sincero, humilde, sencillo en su fe, honesto que en NADA se parece a su líder. Un pueblo que cree, que persevera en lo que cree santo, que no imagina siquiera lo que ustedes hacen en lo oculto, amparados por las sombras en lo secreto y que no puede siquiera imaginarlo, porque su fe sincera no se lo permite.

Sí, en LLDM se está dando un movimiento sin precedentes; pero no porque sean 600 mil los que asistirán a la convocatoria; más bien el tamaño de ese movimiento responde al gigantesco agujero que tienen que tapar: la vergonzosa situación en que se encuentra su adorado “santo de Israel.

Que no darías tú, los voceros y los Consejos de Obispos porque ese proceso judicial se llevara en México… ni una oficina de averiguaciones previas hubiera pisado Naasón. Todo el aparato corrupto de La Luz del Mundo hubiera usado sus vastas influencias para desparecer pruebas, testigos, y trámites, exactamente como ocurrió en el 97 contra Samuel.

Los voceros de La Luz del Mundo (LLDM) han convertido sus respuestas en sendos rezos mecánicos. Por lo regular con respuestas tangenciales y mostrando una excelente habilidad para cambiar de tema. Sin embargo, hay cinco preguntas que los expertos mentirólogos de LLDM no podrán contestar

Discriminación e intolerancia. ¡Ah benditas palabras! Para LLDM son más eficientes que la oración y el ungimiento divino del “apóstol”. Recursos infalibles cuando se trata de defender la causa, cuando se trata de evadir responsabilidades, cuando se trata de cambiar de tema y dirigir la atención de una acusación hacia otro lado. Entonces, la victimización se vuelve un recurso.

Ya desde la cuarta década del siglo pasado el líder de LLDM del aquel entonces, Eusebio Joaquín (alias Aarón), se vio envuelto en un escándalo de adulterio con la ahora finada Guadalupe Avelar. El producto de esa relación fue ni más ni menos que el actual director de la llamada ‘Iglesia de Jesucristo’, de nombre Abel Joaquín Avelar (que también afirma ser apóstol), y quien, además reconoce ser medio hermano de Samuel Joaquín y producto de aquella relación, impensable para un apóstol del verdadero cristianismo.

El Ministerio de Honor y Justicia de La Luz del Mundo, es el organismo de LLDM encargado de administrar justicia al cuerpo ministerial de Samuel Joaquín. Éste, tiene archivado un sinnúmero de situaciones semejantes a las que rechaza y tanto critica en del catolicismo. Con la única diferencia de que en LLDM, no se dan casos relacionados con la práctica del celibato. Doctrina que sorprendentemente, no se practica.