Si preguntáramos a cualquier miembro promedio de La Luz del Mundo, si en su iglesia Samuel Joaquín tiene un lugar más importante que Dios o Jesucristo, sin duda en automático contestarían que NO. Que a ellos les han enseñado que primero está Dios, luego su hijo Jesucristo y después el hermano Samuel.
Pero lo que en la teoría suena bien, en la praxis es una cosa MUY diferente.

¿Para la Gloria de Dios son los templos construidos por los fieles de La Luz del Mundo?
(en su mayoría adefesios arquitectónicos)
A ver analicemos: Por la parte de afuera… La placa dice: “A la gloria de Dios, templo construido por el EXCELENTÍSIMO APÓSTOL DOCTOR SAMUEL JOAQUIN FLORES” (Lo construyó la iglesia y la gloria se lo lleva otro)

¿Quieres saber si una iglesia es cristiana? ¡No te vayas muy lejos! ni tienes que ser EXPERTO en Biblia, ni cursar Doctorados o “Patriarcados” en Teología de algún instituto bíblico católico, protestante o en la matriz de la Wach Tower en Nueva York ni mucho menos algún curso en las las aulas de los jardines de Bethel. Nada más tienes que observar la máxima CRISTIANA: “Por sus FRUTOS LOS…CONOCEREIS”

Esta vez quiero parafrasear a un conocido “PATRIARCA IBEROAMERICANO DE LA EDUCACIÓN” (título comprado por internet y con entrega a domicilio): “Cuando hagas algo pregúntate primero… ¿Ésto lo haría Cristo?”
Claro que no es una frase registrada por Berea®, pero es una de las pocas sabias que el líder de la Luz del Mundo ha usado en sus discursos. Pero ante esto me asalta la duda. ¿Él se lo preguntará a sí mismo? ¿Se sentará en su sala real y se cuestionará:?