El pasado día 13 de febrero tuvo lugar en la ciudad de San Pedro Sula, Honduras una caminata de jóvenes pertenecientes a La Luz del Mundo (LLDM), quienes salieron a la calle con un propósito muy claro, según da cuenta la nota que dio a conocer el medio de información oficial de LLDM: “dar a conocer al mundo al Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García”.

Conocer las doctrinas de la gracia es entender cómo opera la salvación en los cristianos.

Conocer estas doctrinas nos ayuda a entender que los cristianos somos salvos no por creer en un hombre “elegido” ni por pertenecer a determinada iglesia sino por pura gracia de Dios por medio de la fe en Jesucristo.

A continuación presentamos una serie de estudios sobre las Doctrinas de la Gracia expuestos de manera clarísima por el pastor Sugel Michelén. Esperamos Dios nos ayude a entender la belleza de esta relación de Dios con el hombre y a disfrutar una vida completamente firme en la Gracia de Dios. Detalles

“En el nombre de Cristo”, es una expresión que para los cristianos significa sin duda el sello de todas las acciones de nuestra vida. Expresión mística y maravillosa en labios de los hijos de Dios por la cual se puede obtener acceso a la Gracia Divina. Una expresión que para los verdaderos discípulos garantiza que nuestras oraciones, acciones de gratitud y plegarias son escuchadas por el Padre. Y es que la Biblia deja muy en claro que no existe otro camino por el cual se pueda llegar a Él (Juan 14:6) y que el hombre jamás llegará a Dios por medio de sus “buenas” acciones (Eclesiastés 7:20), puesto que sus mejores obras son como trapos inmundos (Isaías 64:6).

No hay ninguna duda para el cristiano verdadero nacido de nuevo de que es sólo por Jesucristo -quien fue el único capaz de satisfacer completamente la justicia de Dios, por medio de su bendita sangre derramada- que tenemos acceso libremente al Padre (Romanos 5:1). De manera que el pronunciar “en el nombre de Cristo” nos abre las puertas, puesto que hacemos referencia directa al sacrificio perfecto de Jesús en la Cruz , pero insisto, esto sólo para los verdaderos creyentes y seguidores de Jesús.