Por: Martín Lutero

Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.
Mateo 23:28

Hace apenas un mes, Silem García, -que ahora es vocero de La Luz del Mundo (LLDM) a nivel nacional- en entrevista con Azucena Uresti de Milenio TV, de manera tajante y cortante, expresó la postura de su iglesia en relación al homenaje velado a Naasón Joaquín que se llevó a cabo en el Palacio de Bellas Artes en la capital de nuestro país, aun cuando dicha postura estaba basada en crasas mentiras que ya evidenciamos en este mismo sitio de manera contundente.

En una parte de esa entrevista, molesto al seguir evadiendo las preguntas de Azucena sobre si fue o no un homenaje a Naasón, Silem se sacó de la manga una estrategia ya pensada con anterioridad, la victimización: “tampoco descartamos…discriminación religiosa”.

Discriminación e intolerancia. ¡Ah benditas palabras! Para LLDM son más eficientes que la oración y el ungimiento divino del “apóstol”. Recursos infalibles cuando se trata de defender la causa, cuando se trata de evadir responsabilidades, cuando se trata de cambiar de tema y dirigir la atención de una acusación hacia otro lado. Entonces, la victimización se vuelve un recurso.

Silem, Israel Zamora, Eliezer Gutiérrez, Nico Menchaca, y todo el aparato de profesionales de la mentira de comunicación de La Luz del Mundo se vieron atrapados en un su propio juego sucio, querían publicitar a su dios-hombre y lo lograron, y cuando lo lograron, tuvieron que salir a responder con los escudos de la mentira, sus espadas falaces y sus cascos de victimización. Estaban a punto de tirarse al piso para declarar a la iglesia “víctima de ataques discriminatorios”, cuando llegó la noticia del arresto del dios de la Luz del Mundo, Naasón “el apóstol” Joaquín.

Y la estrategia cambió.

Los que administramos este espacio respetamos a los medios de comunicación que han dado una amplia cobertura sobre los últimos escándalos de LLDM. También a los estudiosos sobre temas de religión en México que han vertido su opinión sobre la secta de la que fuimos miembros algún día. Sin embargo, en algunos aspectos les ha faltado la información veraz que solo puede obtenerse desde dentro, y que ofrecemos con la finalidad de que toda persona interesada en este tema esté bien informada. Con todo, cualquier medio de comunicación o persona puede constatarlo y verificarlo en las prácticas diarias que llevan a cabo en los templo luzmundanos.

LLDM ¿Una iglesia tolerante?

¿Qué es tolerancia? Tolerancia se refiere a la acción y efecto de tolerar. Como tal, la tolerancia se basa en el respeto hacia lo otro o lo que es diferente de lo propio, y puede manifestarse como un acto de indulgencia ante algo que no se quiere o no se puede impedir, o como el hecho de soportar o aguantar a alguien o algo.

En mi juventud, fácilmente impresionable por la religión, la fe en Dios, el sentido de pertenencia y la adhesión a una causa, fui un amplio defensor y propagador de la fe sajofita (así decidieron los fieles llamarse en 2014 en honor a Samuel Joaquín). En los templos, ayer como hoy, nos entrenaban para refutar las ideas “falsas” de las religiones “de Satanás”. Así, recibimos instrucción sobre el mormonismo, sobre cómo rebatir sus ideas sobre su dios de carne y hueso, el bautismo por los muertos y su profeta (siempre inferior al “apostolado” de La Luz del Mundo). También nos enseñaban sobre los Testigos de Jehová, el catolicismo, el pentecostalismo, el Adventismo del Séptimo día y cualquier religión que no fuera la nuestra.

Para LLDM, todas, absolutamente todas las religiones fuera de ella son falsas.

En los templos se puede escuchar llamar “bestia” al Papa de Roma. El mismo Samuel Joaquín dijo en la visita de Ratzinger a México, “la bestia ha despertado con sus garras”. Las practicas católicas siempre refuerzan el sentido de pertenencia a la “verdad” de los LLDM como cuando expresan algo como:

“Y no somos como esos miserables, idólatras que viven en desgracia, ignorantes, alejados de la Gracia de Dios, hincados, ¡arrastrándose y postrándose a lo que por naturaleza no es dios! ¡No! Nosotros tenemos un conocimiento verdadero, limpio, santo y puro.”

Esto, ¿es tolerancia?

Y no solo eso, la Historia de los Papas y de los Reyes, de M. Chantre, ha sido dentro de LLDM un libro de texto básico en el estudio de las religiones “falsas”. Los Papas son llamados sin ambagues: “pederastas”, “sodomitas”, “ambiciosos”, “cerdos”, “violadores”, “asesinos”, “traidores” y todo el rosario de adjetivos denigrantes que ustedes puedan imaginar. En los banquetes organizados para Samuel el “apóstol”, una parte de ellos era amenizada con lecturas de noticias escandalosas sobre los católicos.

¿Tolerancia?

José Smith profeta de los mormones, ha sido objeto de análisis y burla en los estudios de LLDM. Durante años se ha repetido innumerables veces que murió “como un asesino en la cárcel”, “con una pistola en las manos”. Siempre fue motivo de burla que muriera a manos de una turba porque “su dios de carne y hueso no pudo protegerlo con todo su poder”, “¿No que era profeta?” “¿No que Dios da vidas y naciones por ellos?”. El bautismo por los muertos, la doctrina del café y la Coca Cola, así como su Libro de Mormón, han sido todos causa de burla y desprecio por LLDM.

¿Esto se llama respeto a las demás ideas y religiones?

¿LLDM es una iglesia tolerante?

Cuando salíamos a predicar de casa en casa, -hábito muy raro en LLDM-, siempre buscábamos el pretexto para mostrar que “teníamos la verdad”. No fueron pocas las veces que nos metimos a templos evangélicos sin ser invitados, molestando con nuestra presencia a los fieles de esas iglesias, incomodando con preguntas e interpelando al ministro que conducía el culto. Y al final, un debate contra todos los evangélicos para mostrarle “la superioridad” de nuestros argumentos bíblicos, y nuestra habilidad para burlarnos de sus creencias. Salíamos riéndonos de la victoria obtenida, pensando en el himno que dice “ninguno ha contestado a la doctrina santa, que Dios a ti te ha dado bendito embajador” (es decir, el “apóstol” en turno).

¿Eso es respetar?

La religión que se distingue por su predicación de casa es casa sin lugar a dudas son los Testigos de Jehová (TDJ). Independientemente de la veracidad o falsedad de sus creencias, son disciplinados en esta actividad proselitista y conocidos mundialmente por ella. En sus predicaciones pueden ser insistentes, hasta necios quizá, pero en algo sí se distinguen (en un gran porcentaje): son respetuosos y educados al dirigirse a las personas. En México hay 7 TDJ por cada luzmundano. Pero los fieles LLDM no son educados para ser respetuosos en cuanto a ideas religiosas se refiere.

Recuerdo que desde pequeño se nos enseñaba a confrontar, a burlarnos, a hacer uso del sarcasmo. A etiquetar, a menospreciar a los TDJ llamándolos russelistas, (por Taze Russel, su fundador). A menospreciar sus creencias sin refutar en todo sus argumentos, y la mofa siempre fue un buen aliado al no poder responder.

Esto, ¿es amor u odio?

Tiempo me faltaría para comentar mis experiencias de predicador en La Luz del Mundo y todas aquellas dentro de los templos donde puede comprobarse la forma burlona y de menosprecio con la que se refieren los ministros y miembros de la iglesia a las otras asociaciones religiosas, ya sean protestantes históricas, restauracionistas, pentecostales, e inclusive, a la misma iglesia de donde surge LLDM: la IECE. Todas, absolutamente todas “son falsas.” No se diga los líderes religiosos, “falsos apóstoles”, “falsos cristos, “lobos rapaces vestidos de ovejas”, “árboles muertos y nubes sin agua viviendo en maldición”. Sí, así se expresan los fieles de los demás profetas, apóstoles, Papas, cuerpos gobernantes, obispos, presidentes, pastores y líderes de cualquier religión.

¡Ah! Pero no lo digas de La Luz del Mundo y del dios-apóstol, porque entonces…
Es discriminación, odio, e intolerancia.

Se rasgan las vestiduras y surge el grito a voz en cuello. “¡Discriminación, discriminación! ¡Intolerancia! ¡Llamen a Derechos Humanos! ¡Pongan denuncias!”

La Luz del Mundo no trata con empatía a los acusados de delitos sexuales y de otra índole. Y no pide permiso para tacharlos como culpables, sin aplicarles jamás la presunción de inocencia. Siempre y cuando no sean de su propia iglesia, claro está.

Tú que eres pastor de LLDM, que eres un miembro o un vocero oficial. Sabes que lo que digo es completamente cierto.

Lo que se siembra, se cosecha.
Intolerancia provocada y, fingida.

Sara Pozos, otra opinadora oficial de la Luz del Mundo así lo dijo en su última columna, que esto que hacen los medios, es “incitación al odio”. Y en su columna de hace una semana afirmó: “contra todo lo que se llame Luz del Mundo”. ¡Vaya!
Ya imagino a Sarita rasgando sus vestidos, tirándose en silicio y llorando a lágrima viva echando a perder su maquillaje. Odio a todo lo que se llame Luz del Mundo. ¡Vaya drama!

Gracias a Dios no estamos en los zapatos de los naasonitas. Debe ser muy, pero muy feo estar en la situación en la que se encuentran. Siempre orgullosos, altivos, soberbios con sus logros y avances “exponenciales”, triunfalistas, hinchados de templos grandotes (en su mayoría adefesios arquitectónicos) y en el centro de su culto, el apóstol-dios en medio de sus 5 millones imaginarios de seguidores. Siempre confiando en él, su roca, su columna, su intercesor, mediador y salvador. Su dios en la tierra. Y ahora, en la cárcel, acusado de los peores crímenes contra la sociedad excepto uno.

Soberbios naasonitas, siempre menospreciando y discriminando a las demás iglesias cristianas aliándose con ellas cuando se trataba de hacer fuerza para “defender” el Estado laico. Y burlándose de ellas dentro de los cultos cuando ya no le hacían falta. Una institución anticristiana, mentirosa, falsa, e hipócrita.

Llegó la hora de hacerse la víctima.

Y los voceros de LLDM… “no queremos pensar que se trate de discriminación”. Ha llegado la hora de hacerse la víctima. La noticia se vuelve viral y tendencia. Por todos lados es noticia Naasón. Pareciera que toda la publicidad generada por el homenaje de su cumpleaños en Bellas Artes (apenas veinte días antes) hubiese sido planeada para que el apóstol fuera reconocido mucho más por la opinión pública en su arresto, y la gravedad de las acusaciones. Bellas Artes solo fue el preludio del verdadero show.

Ante el apabullante desprestigio de La Luz del Mundo, en la que la gran mayoría de políticos relacionados con ella se deslindan, inclusive de conocer al otrora merecedor de sus medallas y reconocimientos, y las iglesias evangélicas que la desconocen como cristiana, y de quien el Gobierno mexicano se avergüenza en privado, los jerarcas naasonitas no han tenido otra opción que invocar la discriminación e intolerancia hacia LLDM cuando aún ni rastros había de ella. Es más, si la está habiendo, los mismos voceros la provocaron.

La victimización está pensada para redirigir la atención.

Por eso Naasón no quiere prensa en sus presentaciones judiciales. No quiere fotos. Hay que enfocar a los medios hacia la parte humana del asunto: los inocentes fieles de la iglesia. Es tan fuerte el daño a la imagen eclesial por tanto tiempo cuidada de LLDM, que buscan victimizarse para que los medios traten con más humanidad sus informes. Para que no haya “un clima de intolerancia” hacia los fieles y dejen de hablar de Naasón y piensen en los pobrecitos fieles. Y entonces, surgen Benito Juárez con su frase de respeto al derecho ajeno, la Carta Internacional de los Derechos Humanos y toda ley que pueda ayudar a desviar la atención de los medios sobre Naasón.

¿Y las iglesias siempre discriminadas y menospreciadas por LLDM?
¿De verdad hay un clima de intolerancia?

“En lo que mira a la comunidad, tienen nuestro respeto, ellos, estoy seguro, sufren por su líder pero de nosotros solamente pueden recibir un testimonio fraterno de respeto a su fe y de respeto a su comunidad y lo de su líder, las autoridades dirán”. Son las palabras del cardenal tapatío José Francisco Robles en relación a la situación que está viviendo la iglesia LLDM.

“Dejemos de hablar del Apóstol de Jesucristo y veamos los crímenes que se están dando contra la iglesia”, así dicen los voceros Naasonitas.

Silem anunciaba crímenes sin haberlos, denuncias sin existir, pero que se presentarían pronto. Y a algunos medios declararon: “esto es una estrategia del clero (católico) para detener el avance de la iglesia (LLDM)”.

Me recuerda la estrategia de Hitler al buscar un pretexto para iniciar la guerra contra Polonia en 1939. Ordenó disfrazar a sus propios soldados de polacos para fingir un ataque que no ocurrió jamás. Esa es la estrategia luzmundana. ¿Cuáles y cuántos de los “crímenes” contra miembros de LLDM son reales? Y, ¿cuáles realmente son de “odio”?

Y si hubiera “crímenes de odio”, estimada licenciada Pozos, ¿no dicen las Escrituras que todo lo que el hombre sembrare, esto también segará? ¿No será que, tus palabras y las de tus compañeros desataron acciones que no existían, pero que sí les convienen en estos momentos? La opinión pública tiene la respuesta.

La Luz del Mundo durante casi un siglo ha menospreciado y odiado con sus palabras y acciones a las demás iglesias. Solo recordemos a un Aarón Joaquín insultando a los católicos en Guadalajara, frente a templos católicos agrediendo a los fieles diciendo “no son dioses los que se hacen con las manos”. ¿Eso fue tolerancia?

¿Qué es lo que ha sembrado la Luz del Mundo en las demás religiones que no creen ni piensan como ella? ¿Respeto? ¿tolerancia? ¿amor?

Ustedes voceros de la Luz del Mundo ¿Se espantan, y se persignan de que los medios estén haciendo su trabajo informando sobre los crímenes de los que se le acusan a Naasón? ¿Y si fuera el Papa Francisco el detenido, o Edir Macedo y Rusell M. Nelson profeta mormón?, señores voceros, ¿dirían lo mismo? ¿Pedirían el mismo respeto y el derecho a no juzgarlo hasta que se comprobaran los cargos? ¿Pedirían que la prensa no informara oportunamente de los delitos imputados? La respuesta es obvia.

Ya sé que el plan es victimizarse. Indignados de que se les trate como ignorantes, y sacando a relucir sus títulos y grados universitarios. Títulos que por cierto no han servido a los católicos que adoran imágenes cuando ustedes les han llamado “idólatras e ignorantes”. Sí, ¡exactamente como dicen que les ha llamado a ustedes!

¿Qué se siente tener a un propio Papa acusado de los mismos delitos que tanto acusaban? Seguramente nada bien.

Y, ¿qué de los que se salen de LLDM?

Seguramente los medios de comunicación ni idea tienen de lo “tolerantes” y “amorosos” que son los de La Luz del Mundo con los que tienen la osadía de abandonar la iglesia porque ya no creen que sea la “verdadera”, y que, por ende, el “apóstol” sea un falso Cristo.

Aquí tienen una breve reseña.

Si tú eres miembro de la iglesia, y tienes el valor de decir que ya no crees o que nunca has creído que el “apóstol” sea verdadero, eres una persona muy valiente. Lo que va a hacer la iglesia es dejarte de hablar. Si el pastor se entera de que lo andas comunicando, te va a evidenciar delante de la Iglesia, te va a sacar en público todos aquellos errores que se conozcan de tu vida, y te va a exhibir para que dejes de hacerlo y tu testimonio cambie en la mentalidad de los hermanos. Eso se llama linchamiento religioso.

Si eres casado, es muy posible que le pidan a tu cónyugue dejarte. Si el fanatismo de él o ella es suficiente, no solo te dejará, se llevará a tus hijos, tu familia te abandonará y por cierto tiempo te dejarán de hablar, porque ahora, eres “enemigo del Siervo de Dios” (el “apóstol”), y ninguno de ellos puede ser amigo de un “enemigo de Dios”. Perderás a tus amigos, a tus padres e hijos. Si tu patrón es hermano de la Iglesia, perderás el trabajo. Si vives en una casa rentada propiedad de hermanos, seguramente te echarán lo más pronto posible, por la pura sospecha de que seas enemigo. Se alegrarán de tus desgracias y si alguno de tus familiares muere, nadie o muy pocos asistirán a los funerales. Si fuiste miembro de la iglesia toda la vida, te sentirás solo. Muy solo.

Un ex-LLDM debe pensar seriamente antes de compartir con alguien sus experiencias inadecuadas adquiridas en la iglesia. Eso le podría causar desgracias. El linchamiento moral religioso trasciende a las redes sociales. Los ex compañeros hacen campañas de desprestigio en ellas y el internet. Un “salido” de LLDM puede llegar a desgraciarse la vida si al salirse de la iglesia, expresa las razones y malas experiencias que lo llevaron a hacerlo. Es peor que abandonar la congregación de los Testigos de Jehová, mucho peor, porque en LLDM puede uno sufrir violencia física y linchamiento social.

Estimados voceros naasonitas…

¿Eso es TOLERANCIA, y RESPETO?

Por ello, hay miles de luzmundanos que nos leen, pero que no se deciden a abandonar la Iglesia, ¡menos a expresar su negación de la fe! Y, considero que es completamente comprensible.

Tampoco quisiera estar en los zapatos de las víctimas de Naasón. Es más, deben ser personas muy valientes. Increíblemente valientes. Y pido sinceramente a toda la comunidad cristiana que nos lee, que oremos por las víctimas. Tan pronto se conozcan sus identidades, comienza el proceso con las características que ya les comenté. No es fácil sufrir las acciones que la iglesia toma en contra de los que se salen y niegan la fe, ¡menos si han acusado al “Santo de Israel”. Eso en esta iglesia no tiene perdón de Dios. Y los hermanos están enseñados a “aborrecer con perfecto odio” a los que se levantan contra el “ungido del Señor”. No lo dicen a los medios, pero los hermanos arden en deseos de que los enemigos y acusadores de Naasón sufran como sufrió Coré, Datán, como murió Safira al mentir a Pedro, o sean llenados de lepra como María al hablar de Moisés. Esto que comento no es una mentira, es una realidad. Yo estuve ahí. Yo dije “amén” a esas frases cuando Samuel el apóstol fue acusado en 1997.

Los ex miembros que tuvieron el valor de hablar aquella vez, sufrieron la larga lista de discriminación e intolerancia que mencioné renglones atrás y de la que ahora se victimizan los voceros naasonitas. Pero aquella vez sí fue cierto. Es casi seguro que las víctimas deberán abandonar sus lugares de residencia e irse a vivir a donde no haya fieles de LLDM. Ya jamás podrán tener una vida normal donde haya presencia de esta iglesia.

Triunfalismo contra depresión

¡Ya sé! Ya los veo escribir y gritar en los ministerios (púlpitos) de cada templo: “la iglesia está creciendo más con el Siervo de Dios en la cárcel! ¡Llegan más visitas a conocer la Iglesia! ¡Se suma un país más! ¡Hagamos bautismos! ¡Estamos felices! ¡El apóstol de Jesucristo está feliz donde está! ¡Y está predicando a los presos!” (sobre todo esto).

Es imposible que se dejen de triunfalismo. Lo sabemos, es uno de sus condimentos favoritos al caldo del culto. Es remedio eficaz contra la depresión oculta, interna y privada. Y no. Nada tan lejano de la realidad. El más de medio millón de seguidores de Naasón (que no de Cristo) que hay en el mundo, están sufriendo por los deslices, debilidades, e inclinaciones sexuales de su “apóstol”. Si existen crímenes contra la iglesia, es toda su responsabilidad. Y si tiene una conciencia despierta (que no lo creo), debería pesarle por esto.

Aún nos falta ver las marchas a favor, grandes mitines de apoyo a la “honorabilidad” y “santidad” del líder. Muchas entrevistas y derechos de réplica de los voceros, columnas de Sara a favor de su señor y dueño. Pero no, el freno a la expansión religiosa del emporio de la familia y dinastía Joaquín no se lo puso ninguna iglesia cristiana. El freno y desprestigio se lo ha impuesto aquel que debería velar por el bienestar de sus fieles: Naasón “el apóstol”.

Resumiendo

La victimización de LLDM es un recurso “humano” para tratar de frenar a los medios de comunicación, en su afán de comunicar a la sociedad este hecho tan bochornoso y que tanto descubre la realidad oscura de la Luz del Mundo. Los voceros la provocaron. Y no hay tantas denuncias como las que exhiben. Ni tan graves como las marcan. Seguramente las “más de 800 denuncias” que dicen tener documentadas, son tan reales como sus 5 millones de miembros.

Es la hora del drama. El momento en que el jugador de fut se tira al piso gritando de dolor para fingir una grave falta del equipo contrario ante la inevitable goliza del equipo contrario, y así provocar un urgente penalti, esperando que un gol quizá equilibre la puntuación. Y así, quizá con poco, evitar la vergüenza.

LLDM pide tolerancia para sí, pero no la da a los que no piensan como ella.

Por otro lado, los voceros y defensores como Pozos, se aprovechan de que la opinión pública no tiene idea de cómo se trata a los exLLDM, ni de cómo se comprenden a las iglesias cristianas y religiones fuera de ella. Espero que lo escrito, les de un panorama y puedan objetar a la hora en que los voceros con tanta firmeza y conscientes de sus derechos reclaman y exigen RESPETO Y TOLERANCIA.

Recuerdo el versículo donde el Apóstol (verdadero) de Jesucristo dijo:

  Tú que dices que no se ha de hurtar, ¿hurtas? – Rom. 2:21-

Pero también hay un sector de la iglesia que es inocente. Como los de cualquier secta que actúan con sinceridad porque no saben lo que hacen, porque viven engañados. Cuando hablamos de LLDM y sus estrategias de victimización y triunfalismo, no nos referimos a los fieles sinceros, sino a las jerarquías luzmundanas, al cuerpo ministerial, al Consejo de Obispos y sus voceros. Ellos, al igual que de Naasón “el apóstol” Joaquín son quienes indican a la iglesia exactamente qué hacer en esta situación de desgracia. Oremos por los sinceros de LLDM que viven sinceramente engañados.

Piensen estimados defensores, voceros y jerarcas de LLDM, si fuera verdad que la sociedad religiosa de México se alegrara de lo que les pasa, ¿no sería esto muy poco en relación a la burla, mofa, intolerancia y escarnio que han hecho de las iglesias cristianas del mundo durante sus 93 años de existencia?

Recuerden:

Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.
Gálatas 6:7

2 Replies to “Victimización y triunfalismo, la nueva estrategia de LLDM ante el arresto de Naasón
  • Spartaco
    Spartaco
    Responder

    Pregunta a los hermanos de la Luz del Mundo: ¿ no será tiempo de cambiar la doctrina de que los Siervos de Dios No pecan? ya que esta es antibiblica, seguirán pensando en dinastías apostólicas y viendo a esos Hombres como el verbo encarnado? veremos que resulta después de este largo y doloroso proceso

  • Milciades
    Milciades
    Responder

    Yo fui de esos,que me encantaba llegar a los cultos de otras congregaciones,m e llenaba de ego,oir al pastor decir: “hermanos acaba de entrar un lobo vestido de oveja”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *