Analizando el contexto de la Biblia, muchos han intentado encontrar en las que se consideran profecías numéricas, significados relacionados con hechos pasados, presentes y futuros. Éstas profecías, anunciaron con siglos de exactitud algunos eventos de orden mundial, como la destrucción de Babilonia, la caída de Jerusalén y todos los sucesos relacionados con el nacimiento, vida, muerte y resurrección del Mesías.