Les compartiremos 11 características de los llamados “Apóstoles de Jesucristo” de LLDM, mismas que, al conocerlas, podremos hacer un análisis más certero de lo que está pasando dentro de la Iglesia y lo que podemos ver que sucederá. Todas ellas no nos fueron contadas, las recibimos y aprendimos como todo luzmundano promedio, dentro de los templos.

En los tiempos de Eusebio (alias Aarón) Joaquín, durante muchos años se interpretó de manera no oficial pero firme (por ejemplo en la iglesia 12 de octubre), que los dos testigos de este capítulo eran el Apóstol Pablo y el “apóstol” Aarón, esto desde luego, se desmoronó cuando subió al poder Samuel Joaquín (el hijo de Eusebio), entonces muchos optaron por hacer la corrección al nuevo “sentir” que había en sus corazones, concluyendo que los dos testigos de Apocalipsis 11 son Aarón y Samuel.

¿Escogió Dios a la Iglesia Cristiana Espiritual (IECE) de entre todas las iglesias evangélicas existentes en México en 1925 para que ahí se gestara el fundador de su nueva iglesia restaurada?

¿Cómo sería La Luz del Mundo si Eusebio Joaquín hubiera conocido el cristianismo de Jim Jones, o el mormonismo? ¿Cuáles serían las características del luzmundanismo que hoy conocemos si Doña Elisa Flores se hubiera relacionado con el adventismo del Séptimo Día o el Rusellismo de su tiempo? ¿Debe la Iglesia de la Luz del Mundo y su líder actual, rendir honor y pleitesía a la iglesia que diera origen a la asociación religiosa transnacional que es hoy La Luz del Mundo? Detalles

El pasado 20 de Junio apareció una columna en el diario la Jornada en su edición Jalisco, firmada por el historiador y escritor José María Muriá.
En dicha columna, el respetado historiador Muriá expresa su perspectiva sobre la pasada celebración del Jubileo samuelista en la Hermosa Provincia y hace una reseña breve sobre los orígenes y desarrollo (sobre todo en los últimos cincuenta años) de la iglesia La Luz del Mundo (LLDM).
Con todo respeto, escribo mi comentario sobre los aspectos que el historiador describe, tratando aclarar ciertos puntos desde mi perspectiva como académico y cristiano practicante.

Hace unos días tuve la oportunidad de leer a la Doctora Pozos en su columna semanal de Milenio. Como ustedes saben, la hermana Sara es una fiel militante de la Iglesia La Luz del Mundo y una de las principales voceras con que cuenta La Luz del Mundo para los medios de comunicación. A ella, de alguna forma, dirijo los siguientes párrafos.

Llama mi atención, precisamente, su análisis histórico-bíblico sobre el Jubileo. No es un secreto que en estos precisos días la asociación religiosa celebra al oriente de nuestra ciudad, Guadalajara, los cincuenta años de trabajo ininterrumpido del señor Samuel Joaquín Flores al frente de la Iglesia La Luz del Mundo (LLDM).

Aunque la idea de la necesidad de una restauración religiosa se remonta a los siglos que le precedieron al protestantismo luterano, y repetidos intentos modernos por congregaciones religiosas de más o menos éxito; no se necesita un prolijo análisis religioso para determinar si efectivamente LDM es la Restauración genuina de la Iglesia Cristiana de los primeros siglos.

Es la segunda ocasión que escribo en este blog. Lo he hecho porque conforme a la espada del espíritu –que es la palabra de Dios- es claro para mi que la iglesia La Luz del Mundo, a la que pertenecí por varios años, desde el 1948 se desvió y vino a ser una secta apóstata. Porque la palabra y el espíritu Santo, nos dan testimonio que han torcido las escrituras, al quitarle la honra, gloria, alabanza y adoración que sólo corresponde a Dios. Al anular el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo en la cruz del calvario y el derramamiento de esa sangre preciosa; camino único, excelente y suficiente para que la humanidad pueda recibir arrepentimiento, perdón de pecados, salvación y vida eterna.

Los “falsos” le cantan a Jesús, escriben cantitos para adorar al Mesías, y engrandecer Su nombre…
La Luz del Mundo toma ESOS MISMOS cantos, y cambia el nombre de “JESÚS” por el de “SAMUEL”…
Los himnarios de los “falsos” son de adoración a Cristo y de agradecimiento a Dios…
Los himnarios de La Luz del Mundo son una copia de cantos que crearon “los falsos” para adorar a Dios, y ADEMÁS, otros cantos que se agregaron por parte de LLDM para ensalzar a “SAMUEL”….

Los seguidores de Samuel Joaquín no pueden rebatir con provecho los temas que aquí se exponen de forma clara y direct,a con bases bíblicas y lógicas. Es decir, en pocas palabras se ha demostrado, por mucho, que la doctrina que en La Luz del Mundo se predica tiene de bíblica lo que tiene el “apóstol” de Honoris Causa. Pero cuando ya no no les es posible argumentar nada coherente, se la pasan arrojando cantidades numéricas y pruebas que según ellos demuestran que Samuel Joaquín es un enviado de Dios, por ejemplo, las siguientes:

No hace falta ser honoris causa ni “Patriarca Iberoamericano” para darse cuenta de los endebles FUNDAMENTOS que sostienen una secta como la Luz del Mundo.
Echemos un vistazo a una de sus últimas publicaciones (http://www.lldm.org/2007/pagina.php?id=321) y vamos citando el texto en cuestión y haciendo algunos comentarios al margen.

Navegando por internet nos encontramos con un sitio de unos misioneros estadounidenses, quienes están enfocados en la evangelización en las zonas a donde no ha llegado el evangelio en México. Ellos han desarrollado un completo material para la enseñanza de la Palabra de Dios. Entre dicho material, cuentan con un estudio sobre las sectas principales del país, entre las que mencionan a La Luz del Mundo.

Por: Gerardo 
Dice la escritura:

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,
1 Timoteo 2:5 (RV60)

El versículo arriba mencionado es una verdadera perla, un hermoso diamante, se debería escribir con letras en oro y grabarlas no solo en algo material si no en el mismo corazón.

Creo que este versículo es más claro que el agua y sería difícil ponerle peros o trabas. Todo verdadero creyente sabe esta hermosa verdad “El único mediador entre Dios y los hombres es nuestro Señor Jesucristo. Nadie más” Detalles

El apostolado que se ha generado en la Luz del Mundo es radicalmente diferente al bíblico. La doctrina que sostiene una elección divina en esta asociación religiosa ha evolucionado a través de los años, desde publicitar en sus primeras décadas de existencia un estricto apego a las Escrituras, hasta una postura actual que justifica que el líder no está sujeto a los mandamientos, practicas y observaciones evangélicas del primer siglo. Lo cual por supuesto, permite al apóstol de la Luz del Mundo una amplia libertad de movimiento y pensamiento.