Header Ad

Categories

Most Viewed

LLDM, de #SigoANaason a #SigoACristo

¿Se desnaasoniza la Iglesia del Dios Vivo?

El impío huye sin que nadie lo persiga, mas los justos están confiados como un león.
Proverbios 28:1

Por Moisés de la Fuente B.

Faltan apenas unos cuantos días para que se cumplan dos años de que Naasón, el “apóstol” de La Luz del Mundo fue encarcelado por presuntos delitos cometidos en contra de sus fieles. Dos años en que los medios han dado a conocer un sin fin de detalles sobre el caso; desde testimonios de las víctimas hasta otro tipo de graves acusaciones por presuntos lavado de dinero. ¿Cómo ha enfrentado el mismo Naasón y sus íntimos ministros esta situación? ¿Cuáles son las estrategias implementadas por ellos para evitar el mínimo daño a su imagen ante la opinión pública? ¿Ha cambiado el culto mismo para dar una imagen más cristiana?

Durante año y medio la iglesia se ha dedicado limpiar la imagen del “apóstol” y su empresa religiosa. Antes de la pandemia se unían bajo el grito “somos de Naasón Joaquín”. Salieron a las calles para llevar a cabo cultos que buscaban que la opinión pública cambiara de opinión respecto a ellos como institución. Barrieron banquetas, lavaron calles, limpiaron playas y regalaban comida en los hospitales, siempre con lonas y playeras que publicitaran que Naasón Joaquín les enseñó a hacerlo, o que él mismo les enviaba los beneficios. Todo ampliamente analizado en este blog.

Los ministros en sus templos acusaban a las autoridades de ser “instrumentos de Satanás”; a la iglesia Católica de conspirar para detener el “mega avance” de La Luz del Mundo mediante uno de sus fieles: Xavier Becerra. Y la estrategia del Consejo de Obispos fue, como hasta ahora, mentir, descalificar, negar. Después llegó la pandemia.

Desde hace poco más de un año que inició la contingencia sanitaria, LLDM comenzó a transmitir sus cultos mediante YouTube y FaceBook. Los cultos comenzaron a reconfigurarse lentamente, aún se cantaban himnos a Naasón y seguían reforzando el culto al líder, las prédicas abundaban sobre la perfección y santidad del “apóstol”, la liturgia rebosante de frases alusivas de las doctrinas de la “Elección”, “el más hermoso de los hijos de los hombres”, “sin el siervo no somos nada”, “todo se lo debemos, somos de él, somos por él”. En plena pandemia se inauguró el templo de Phoenix Arizona, con el logotipo naasonista más grande que se haya visto de todos los lugares de culto LLDM. La imagen de Naasón se fortalecía en la mente de sus seguidores. Mientras al mismo tiempo miebros y líderes seguían negando que hubiera adoración alguna a su “apóstol”.

Después, discretamente comenzaron a eliminar los logotipos de Naasón de muchas de sus casas de oración desde donde se transmitirían los cultos en línea, y comenzó a aparecer el letrero en los altares “Santidad a Jesucristo” (aunque hay que reconocer que este ya existía en pocos templos). Muchos de estos letreros eran improvisados, algunos hechos a mano, con plumón, en cartulinas, otros forzadamente incrustados en el mínimo espacio que había en los púlpitos donde el ministro predicaba. La Luz del Mundo comenzaba a “cristianizarse” para la opinión pública. Los himnos dirigidos a la gloria de Naasón se dejaban de escuchar, ya casi no se hablaba de su “ubicuidad”, su “perfección” y “santidad”. ¿Qué estaba pasando?

Hace unos meses, el apologista Luis Carlos Reyes, publicó en su canal de YouTube un documento del Ministerio de Oficios Sagrados de LLDM –dirigido por el hermano de Naasón el pastor Benjamín Joaquín–, en el que se daban indicaciones estrictas de las preguntas que se debían hacer a partir de esa fecha a todo aspirante a bautismo, y en ellas, se dejaba de hacer clara alusión de la autoridad del “apóstol” para dar paso a el concepto “la autoridad del Espíritu Santo” https://www.facebook.com/watch/?v=1797977363733415. ¿Por qué esta decisión de omitir a Naasón literalmente de las protestas bautismales?.

Sigamos….

El lenguaje en los cultos comenzó a cambiar al igual que los himnos. De repente, el nombre de Jesucristo comenzaba a abundar en los labios de los predicadores. Hace un año, Naasón era mencionado siete veces más que Jesús, su “poder y magnificencia” era más alabada que la redención del Hijo de Dios,, pero ahora daban paso a un culto donde se reducía el culto a la persona de Naasón. Se nos hizo bastante raro, aunque, como veníamos siguiendo el proceso de reconfiguración de la imagen luzmundana, no nos fue sorpresivo. Después, vimos la razón: la dirección era clara: hacer un culto de apariencia cristiana limitando las expresiones idolátricas a las que está acostumbrada la iglesia.

Pero claro, para que La Luz del Mundo se vea “más cristiana” se necesita “desnaasonizarla“. Aunque el autor de estas líneas no cree que una SECTA cristiana pueda dar paso a ser la Iglesia de Jesucristo. La Escritura dice claramente que Dios no tiene comunión con las tinieblas (2 de Corintios 6:14). Un documento expuesto por Luis Carlos Reyes expone la razón de estos cambios.

También hay que mencionar el cambio en la imagen institucional de la secta. De un día para otro decidieron generar una nueva estrategia comunicacional en la que Naasón dejara de tener relevancia. La otrora OMNIPRESENTE imagen del “apóstol” desapareció para dar paso a una nueva imagen que se antoja mormona, adventista o testigo de Jehová. Ya no está en primera plana el “ungido” abriendo los brazos, rodeado de multitudes en su postura de “amor y perdón” siempre sonriente: https://www.youtube.com/watch?v=LwjQWAxgfcA

También, habremos de mencionar otra parte de esta estrategia: Alma Zamora de Joaquín deja de usar el apellido de su esposo para hacerse llamar por su nombre completo sencillamente Alma Zamora Espinosa. Parece que esta acción obedece más a necesidad legal, por los bienes de Naasón y ella como matrimonio. Sin embargo, no deja de sorprender que esto se suma a esta nueva imagen que La Luz del Mundo presenta a la opinión pública. En el siguiente link puedes obtener más detalles: https://www.youtube.com/watch?v=RTDgfxhHvpY

Y para terminar, se suma a toda esta reconfiguración los hashtag que la organización ha comenzado a utilizar en sus redes sociales: https://fb.watch/5PBFyMh8Fc/ . De esta manera dejan atrás #inocente, #irremplazable, #somosdeNaasón, #honorable, y un sin fín de hashtags que hacían clara alusión a la relevancia del “apóstol” en la vida espiritual y material de cada uno de sus seguidores. Característica que pareciera, el liderazgo luzmundano quiere dejar atrás, o al menos esa idea nos quiere proyectar.

¿De verdad dejarán de rendir culto a Naasón?

Particularmente, considero que solo es una estrategia en lo que LLDM regresa de lleno a sus templos. La imagen que han dado a la sociedad en estos dos años de encarcelamiento de Naasón, pese a todos sus esfuerzos, ha sido de una asociación religiosa manipulada, engañada, victimizante y sobre todo, idólatra. Imagen contra la que siguen luchando desde todos sus frentes. Lo niegan pero muchos de sus fieles han decidido abandonar sus filas; otros manifiestan un claro ausentismo a causa de no poder retirarse de la secta y muchos se desinteresan de las actividades religiosas. LLDM necesitaba reconfigurarse para poder sobrevivir con parte de la pujanza que le caracterizaba antes del fatal arresto de la razón de su existencia, el “apóstol”. O era eso, o era la vergüenza del fracaso, que será mas visible cuando los templos regresen a su uso cotidiano y el eventual veredicto de culpabilidad que se espera como resultado del juicio de Naasón.

Al fin una empresa, religiosa pero empresa al fin, LLDM se transforma, se redibuja, se reconfigura.

A la basura se van sus frases “la doctrina nunca cambia”, “sigue siendo la misma”, “aunque al mundo no le guste” y tantas frases que están guardando para disimular esta transformación en una iglesia de apariencia más “cristiana”.

Pero la verdadera Iglesia de Jesucristo esparcida por todo el mundo en millones de congregaciones no denominacionales es otra cosa. No obedece a políticas, ni se transforma porque uno de sus líderes cometa crímenes y caiga preso, ni por la imagen que quiere dar a la opinión pública. El Cuerpo de Cristo no aparece en TV, ni anda en boca de todos por escándalos, de hecho, la Iglesia de Cristo lucha por la salvación de los hombres y no se publicita por los medios. Por eso, ninguna secta puede volverse Iglesia cristiana con solo aplicar una estrategia, o varias.

La Luz del Mundo seguirá rindiendo adoración a su líder en lo oculto, y continuará su recorrido por la historia, con Naasón o sin Naasón, con Adoniram o con algún Joaquín, pero jamás sin la idolatría que éste significa. Porque aunque se disfrace para parecer cristiana, La Luz del Mundo sin idolatría, no sería La Luz del Mundo.

La Luz del Mundo seguirá adelante, con Naasón o sin Naasón, con Adoniram, con Benjamín o con cualquier varón de la “dinastía” Joaquín. Pero, de ninguna manera dejará de rendir el culto a sus líderes, mismo que le ha caracterizado desde su nacimiento. Alguna vez pensamos que esta secta podría volverse cristiana si dejara esta práctica antibíblica, pero eso es completamente imposible, porque La Luz del Mundo sin idolatría, no sería La Luz del Mundo.

Damas y caballeros, esta es La Luz del Mundo en su nuevo empaque.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*