Header Ad

Categories

Most Viewed

Himnología LLDM

Torre fuerte es el nombre de Jehová;
A él correrá el justo, y será levantado. Proverbios 18:10

A cualquier cristiano que lea su Biblia podríamos preguntarle quién es su Torre Fuerte y nos contestaría de inmediato que Dios, sin embargo, parece que los de La luz del Mundo lo entienden de forma diferente. En esta ocasión queremos seguir compartiendo con ustedes el análisis bíblico de algunas piezas musicales compuestas por autores de La Luz del Mundo. La música es un fiel reflejo de las doctrinas de las iglesias y forma parte importante de la liturgia de muchas religiones cristianas.

Como todos sabemos, el luzmundanismo se conoce porque, según ellos mismos comparten, sus doctrinas les permiten cantar himnos al líder único que los guía y que es considerado apóstol en la Tierra. Himnos que son cantados para él, estando presente o no, y donde le dan reconocimiento a lo que él significa dentro del culto, dentro de la Iglesia y en sus propias vidas.

A continuación, presentamos la letra del himno:


Mi Torre Fuerte
Autor:Isidro Amaya
Estrofa I
Lo contemplo mas hermoso que cuando le conocí
hoy lo miro tan glorioso, ha sido tanto lo que ha hecho en mí.
Me dio la vida, me dio esperanza, me dio la paz,
y por mi Cristo la salvación.
Cuando más triste me encontraba llegó usted
y en sus brazos mi vida tomó.
Coro
Con usted todo es hermoso, todo es dicha en mi ser,
ya no hay no temor en mi vida, mi torre fuerte es usted.
No hay lucha tan grande ni prueba
que con usted no pueda vencer.
Grande es su poder Naasón Joaquín
Su vida nuestra vida es.
Estrofa II
Hoy mi fe es más grande por su bendita oración
y camino en una senda que con ternura usted me enseñó.
Bendito padre ha trabajado sin descansar,
Su santa vida nos entregó.
Con gran paciencia todas las guerras, vence usted,
pues en su alma mora mi Dios.
Puente
Un día nos preguntó: ¿quiénes serían
aquellos que con amor su brazos le sostendrían?
Nos preguntó: “¿quiénes dirán?
Padre descanse ya, su vida no arriesgue más”.
Su pueblo dice: “aquí estoy tome mi vida, mi corazón le doy
Es de usted con usted siempre ir nunca me apartaré”.
Con usted todo es hermoso, todo es dicha en mi ser
ya no hay temor en mi vida, mi torre fuerte es usted.
El ángel que del cielo vino es un apóstol de Dios.

Naasón ¡Oh Naasón!
¡Oh gózate oh pueblo de Dios! ¡alégrate amada de Cristo!
Hoy es el tiempo aceptable, el día de salvación
Por usted guerrero de Dios, apóstol de Dios,
¡Mi padre, Naasón!
https://www.youtube.com/watch?v=mjyDsb7_mkg

Cuando se conoce a Dios en el cristianismo es muy difícil poder escuchar himnos como este. Cualquier cristiano de toda congregación cristocéntrica lo primero que siente en su corazón es un celo por el Nombre de Dios. Veamos por qué:

Para comenzar, Torre Fuerte es un calificativo que la Palabras inspirada atribuye únicamente a Dios, de ahí que hayamos citado el primer verso de nuestro análisis:

Torre fuerte es el nombre de Jehová; A él correrá el justo, y será levantado. Proverbios 18:10

¿Por qué Jehová es considerado Torre Fuerte en la Biblia?
Una de las partes más importantes en las antiguas ciudades-fortaleza como Jericó, además de las murallas, eran las torres. Las torres eran construidas con el material mas duro conocido en ese entonces, la roca. También, eran edificaciones muy altas, ya que desde ahí era posible observar más a lo lejos que de cualquier punto de la ciudad, e inclusive de las murallas. Eran sólidas y reforzadas. Desde ellas se arrojaban flechas y elementos que impedían la entrada de los enemigos a la ciudad y también, había una torre sobre las puertas principales. Nunca estaban solas, siempre había un vigía, un atalaya en ellas. De ahí que el proverbista considere a Jehová como la Torre fuerte por excelencia. Torre fuerte tiene que ver con la seguridad,la confianza, la protección y el poder, que es el carácter y la esencia de Dios.

Vemos por qué Dios es para los cristianos una Torre Fuerte:

  • Roca: A ti clamaré, oh Jehová. Roca mía. Salmo 28:1
  • Refugio: Jehová, roca mía y castillo mío… mi alto refugio. Salmo 18:2
  • Fortaleza: Dios es nuestro amparo y fortalezaNuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Salmo 46:1
  • Seguridad: Porque tú, oh Señor Jehová, eres mi esperanza, Seguridad mía desde mi juventud. Salmo 71:5
  • Confianza: Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza, Y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira.

Considerar reconocer en algún hombre mortal las características divinas que nuestro Dios tiene y por las cuales hacemos bien en confiar en Él, debería ser causa de análisis si nos consideramos cristianos. Por ello, es bueno recordar que no hay que poner la confianza en ninguno de ellos según el versículo:

No confiéis en los príncipes, Ni en hijo de hombre, porque no hay en él salvación. Salmo 146:3

Sigamos analizando el himno que los seguidores de Naasón le entonan en los templos:

Estrofa I, renglón 3:
“Me dio la vida, me dio esperanza, me dio la paz, y por mi Cristo, la Salvación”.


La Palabra de Dios reconoce, por medio de Job, que el dador de vida es Jehová:
¿Qué cosa de todas estas no entiende? ¿Que la mano de Jehová la hizo? En su mano está el alma de todo viviente, Y el hálito de todo el género humano.

Tanto la vida material como la vida espiritual proviene de Dios.


Al contrario de los compositores luzmundanos, David invitaba al pueblo a derrocharse en agradecimientos y alabanzas al dador de la vida:

Alabad a Jehová, invocad su nombre,
    Dad a conocer en los pueblos sus obras.
     Cantad a él, cantadle salmos;
    Hablad de todas sus maravillas.
     Gloriaos en su santo nombre;
    Alégrese el corazón de los que buscan a Jehová.
     Buscad a Jehová y su poder;
    Buscad su rostro continuamente.
     Haced memoria de las maravillas que ha hecho,
    De sus prodigios, y de los juicios de su boca.

Renglones después de la alabanza naasonita encontramos:

No hay lucha tan grande ni prueba que con usted no pueda vencer“.

Los cristianos no ponemos a ningún hombre o mujer en lugar de Dios para nuestras luchas o tribulaciones, sino a Dios quien se manifiesta por medio de Jesucristo:

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10

En el quinto enunciado del coro encontramos una frase más que ensalza al ungido de LLDM:

“¡Grande es su poder, Naasón Joaquín!”

En la Biblia no encontramos ninguna alabanza que exalte ni compare el poder de ningún caudillo israelita por encima del poder de Dios. Menos podemos encontrar que se alabe o exalte el poder de algún apóstol en la Iglesia fundada por Jesús por encima de Jesucristo. Lo que sí encontramos, son las alabanzas que exaltan en poder de Dios y de su Hijo:

Del poder de tus hechos estupendos hablarán los hombres, Y yo publicaré tu grandeza.
Salmo 145:6
Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos.
1a de Crónicas 29:11

Alabanzas y reconocimiento al PODER del Cordero:
Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.
Apocalipsis 5:13

Siguiendo con el himno que analizamos, encontramos lo siguiente en la estrofa II, versos 3 y 4:

Hoy mi fe es más grande por su bendita oración
y camino en una senda que con ternura usted me enseñó.
Bendito padre ha trabajado sin descansar,
Su santa vida nos entregó.

Los luzmundanos creen que quien hace crecer su fe, es Naasón. Sin embargo, quien hace crecer la fe según las Sagradas Escrituras es Dios quien dá el crecimiento, como comprueba el siguiente versículo:
Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. 1 de Corintios 3:6

Hay otro punto importante que podemos leer en las líneas del cántico naasonista que nos llama la atención cuando dice “su santa vida, nos entregó”, ya que la vida que se dio por los cristianos, es precisamente, la de Jesucristo, para salvación:

Porque a duras penas habrá alguien que muera por un justo, aunque tal vez alguno se atreva a morir por el bueno. Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Entonces mucho más, habiendo sido ahora justificados por su sangre, seremos salvos de la ira de Dios por medio de El. Romanos 5:8

Resumiendo, esta alabanza no puede ser considerada cristiana. De acuerdo al cristianismo bíblico es un himno plagado de herejías que invita a darle la gloria y reconocimiento que sólo pertenece a Dios y a su hijo Jesucristo a un hombre mortal. De hecho, si podemos notarlo sólo se nombra una sola vez a Cristo. Y eso, en referencia a que Naasón da la salvación por medio de él. Es decir, la salvación gratuita que otorga el sacrificio de Jesús no puede llegar al hombre si no es por medio del apóstol de La Luz del Mundo.

Este himno glorifica a Naasón, lo reconoce como DADOR de vida, como la Torre fuerte que la Biblia dice que es Jehová, también, acepta al apóstol luzmundano como refugio, roca, seguridad y protección. Es un cántico entonado dentro de los cultos para él aunque no esté presente. Aquí es importante recordar que:

Todo acto de culto dirigido a un concepto, animal, hombre o ser viviente en el que se le reconozcan atributos que solo corresponden a Dios y a Jesucristo, en el cristianismo se entiende a ese acto como IDOLATRÍA, y al que rinde el culto, como IDÓLATRA.

Así que, cuando los coros luzmundanos entonan alabanzas de “honra” a Naasón en un sacrificio espiritual, no están cantando a Dios realmente, están adorando al hombre y, cuando la grey que glorifica, y asiente con su “amén así es”, no están adorando ni exaltando al Creador ni a su Hijo, están adorando a lo que por “naturaleza no es Dios”, pero esto va más allá, porque dijo el verdadero apóstol Pablo:

Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios. 1a de Corintios 10:20

Hermano de La Luz del Mundo, han sido muchos años en los que poco a poco se han ido acostumbrando a esta lamentable idolatría, pero, siempre ha habido destellos de luz en tu corazón que te dicen “esto no es correcto, esto no está bien”. Pero, sin querer poco a poco te vas dejando convencer de que lo que haces, es agradable delante de Dios. Tratas de negarlo en tu mente y sigues cayendo en una adoración que te han disfrazado como HONRA.

…porque el Dios celoso, Jehová tu Dios, en medio de ti está; para que no se inflame el furor de Jehová tu Dios contra ti, y te destruya de sobre la tierra… Isaías 42:8

Tus “apóstoles” y sus ministros te han forjado con sus manos un ídolo. Te lo han embellecido con sus palabras, le han dado belleza con sus retóricas. Te lo han hecho sublime ante los ojos siempre bajo un ambiente de emoción cuidadosamente manipulado. Te han tergiversado los verso bíblicos para que creas que por él es la salvación y la gracia al grado que lo han elevado como Salvador. No tarda mucho para que te digan que Naasón es el Jesucristo de estos tiempos y lo proclamen Jesucristo-hombre, como ya algunos lo han hecho.

Cuando cantes estos himnos, estimado hermano de La Luz del Mundo, piensa por un momento que Dios aborrece la idolatría, y que, por muy bonito que esté el templo donde estás, y por muy bonito que cante el coro este himno, Dios no está presente oyendo ni recibiendo tu ofrenda, porque, donde se sacrifica a los ídolos, no puede estar Dios, porque Él, no tiene comunión con las tinieblas.

Y para los que predicamos a los de LLDM, bueno, no tiene caso discutir mucho el tema con ellos. Si Naasón es su ROCA, su Torre Fuerte, su PROTECTOR, Salvador y su DADOR de vida, pues es completamente respetable. Solo que, imposible llamar a esa religión CRISTIANA, antes que NAASONISTA.

Para los Cristianos, Dios es nuestro amparo, nuestra TORRE y fortaleza y Jesucristo, nuestro Salvador.

¿Amén?

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*