Responsable directo de la vergüenza mediática de la iglesia.

Por: Moisés de la Fuente

La tranquilidad de la semana se fue al traste con la aparición de dos noticias relacionadas con La Luz del Mundo. Por un lado, el cateo por fuerzas Federales al templo, oficinas y casas oficiales en la Sede Internacional de la Iglesia y por el otro, el bloqueo a cuentas millonarias de 6 prestanombres de Naasón Joaquín.

Para los que estamos al pendiente de lo que sucede dentro y fuera de esta religión fueron dos noticias sorpresivas. Por un lado porque ya nos habíamos resignado a la pasividad de nuestro gobierno mexicano hacia las denuncias sobre los malos manejos políticos, religiosos y económicos de la citada iglesia, que durante años ha permitido el amplio desarrollo sobre la impunidad que anteriores administraciones le han permitido. Y por el otro, porque a pesar de haber conocido y ser testigos de muchas situaciones dentro de la iglesia, los detalles ventilados actualmente por los medios de comunicación sobrepasan aún nuestro conocimiento.

Lo que no fue sorprendente es la inmediata reacción de los líderes y voceros naasonistas al invocar un clima de intolerancia hacia la congregación, despertando en ella un sentimiento de persecución y discriminación por la práctica de su fe y así, ésta ha sido utilizada para desviar la atención del verdadero origen del clima intolerante que pudiera generarse: la doble moral de sus líderes y sus actos delictivos, comenzando por supuesto, por su Presidente Internacional Naasón Joaquín, y seguido por su Consejo de Obispos y personal de absoluta confianza. Precisamente los demandados por Sochil Martin.

Hoy las redes sociales amanecieron pletóricas de mensajes de voceros, líderes y seguidores de La Luz del Mundo culpando y responsabilizando al gobierno de AMLO por el “clima de odio, intolerancia y discriminación” ocasionado por la publicación de la información expuesta sobre las cuentas congeladas de LLDM.

Nada más lejos de la realidad.

Lamentablemente es tanto el fanatismo generado en los fieles de LLDM, que no les permite ver que el verdadero origen de que su fe, su institución y sus personas se vean involucradas en un caso mediático de esta naturaleza se debe a la doble moral, a la falta de calidad humana y a la hipocresía de sus líderes que son los directamente acusados por las instancias legalmente establecidas tanto en México como en Estados Unidos.

el verdadero origen de que su fe.. y sus personas se vean involucradas en un caso mediático de esta naturaleza se debe a la doble moral… y a la hipocresía de sus líderes.

Mientras las autoridades continúan los procesos correspondientes, el liderazgo luzmundano continúa con la estrategia de victimización, invocación a una intolerancia inexistente, y la que existe ha sido provocada y maximizada. utilizando como defensa y cortina de humo la sensibilidad y derechos de sus fieles que los mismos líderes han pisoteado desde la secrecía de sus actos, mismos que ahora son imposibles de ocultar.

One Reply to “Liderazgo corrupto en LLDM”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *