Header Ad

Categories

Most Viewed

Deserción y negación en La Luz del Mundo

Por Moisés de la Fuente B.

El que practica el engaño no morará en mi casa; el que habla mentiras no permanecerá en mi presencia.
Salmo 101:7

Si hay algo que llene de orgullo a los fieles de la iglesia La Luz del Mundo (LLDM) son las cifras. Que tienen miles de templos, que se inaugura uno cada dos meses, que han conquistado más de 60 países, que son miles los ministros y hoy más que nunca, alardean cada vez que pueden de los millones de fieles que dicen tener en México y el mundo. De hecho, no es raro escuchar a los voceros repetir la cantidad de fieles que suman por el mundo: “cinco millones”.

Ya hemos analizado esto en nuestro blog detalladamente y hemos demostrado que tan solo en México están muy por debajo del millón y medio que dicen ser. Si gusta amable lector, puede leer nuestra entrada donde publicamos la cantidad de fieles reunidos en la Santa Cena de 2019 y de cómo esta apuradamente alcanzó los 120 mil congregados en la reunión de agosto de ese mismo año.

Pero los naasonistas, (los voceros principalmente) insisten en publicar que son cinco millones en el mundo y también continúan sin ponerse de acuerdo en la cantidad de mexicanos que han creído en el llamamiento divino de Eusebio Joaquín desde 1926. Silem García es uno de ellos. En algunas ocasiones expresa que son 800 mil fieles y después que un millón 800 mil. Por su parte, Sara Pozos expresa que son un millón y medio y al ser cuestionada en relación a los datos que proporciona Silem García, comenta que mejor hagamos caso al vocero. En este debate no se quedan atrás Armando Maya y Carlos Montemayor, quienes comparten a sus lectores y suscriptores su propia versión. Pero, en lo que todos concuerdan es que la secta a la que pertenecen es “la segunda fuerza religiosa en el país”.

Los que aquí colaboramos siempre tuvimos la certeza de que al efectuarse el CENSO de 2020 en México, éste nos iba a aclarar muchas dudas respecto a los números reales de naasonistas en este país; pero jamás imaginamos la sorpresa que nos íbamos a llevar. No por descubrir una nueva mentira de los voceros LLDM en cifras (eso ya está suficientemente demostrado), sino porque de acuerdo a nuestras estadísticas y percepción del crecimiento de la iglesia en esta nación, teníamos la certeza de que el censo arrojaría por lo menos 220 mil miembros, es decir un 22% de crecimiento en una década. Pero no fue así.

¿Cuántos luzmundanos fueron contados en 2020?

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática de México (INEGI), organismo oficial para llevar a cabo el Censo 2020 arrojó la siguiente cantidad de miembros de la Iglesia del Dios Vivo Columna y Apoyo de la Verdad residiendo en el país para el año 2020: 190, 005. Es decir, 1 679 más fieles que en el año 2010: 188, 326. Un crecimiento del .009%.

INEGI 2021

No solo los hermanos de LLDM se han sorprendido ante la publicación de los datos que INEGI ha publicado en relación a las distintas confesiones religiosas en México, también nosotros. Sin embargo, aunque estamos convencidos de que LLDM no ha crecido tanto como sus mentiroso voceros publican, tampoco podemos negar que en estos últimos años fue evidente en ella un crecimiento regular, sobre todo, por los hijos nacidos dentro de la secta, que no son pocos más los fieles que se unieron a ella por conversión y no por nacimiento. Pero, es seguro que en 10 años no creció únicamente 1600 fieles. Por ello, nos vemos obligados a hacernos la siguiente pregunta:

¿Qué detuvo el crecimiento “exponencial” de La Luz del Mundo en México?

Un arresto.
Un arresto y una pandemia.

Eso fue lo que pasó, la detención de Naasón Joaquín el 3 de junio de 2019 y la pandemia por COVID-19 en marzo de 2020.

Hemos analizado las estrategias de los líderes de La Luz del Mundo con las que han respondido a la emergencia que les planteó la detención del “apóstol” desde ese año hasta la fecha, una por una. Su actitud ante los medios, las conferencias de prensa, los derechos de réplica, las reuniones multitudinarias, las predicaciones diseñadas por el Ministerio de Ortodoxia de la iglesia, la victimización y muchos etcéteras y lo que hemos encontrado ha sido un estado de emergencia para poder conservar la fe de los fieles lo más firme posible para no perderlos. Pero jamás imaginamos que el tamaño de sus miedos fuera el tamaño de la gravedad de la situación.

Vivimos en un mundo diferente al de 1997, año en el que más de una veintena de fieles se decidieron y se armaron de valor para denunciar al entonces “apóstol” de LLDM. Hoy existen las redes sociales, el internet está al alcance de todos, significando que es imposible detener la fluidez de la información hacia la opinión pública de cualquier edad. Hasta los niños tienen acceso a los testimonios que las víctimas de Naasón exponen en las audiencias y los ministros son completamente incapaces de impedirlo, porque ya no es una revista o un periódico como en el 97; son videos, documentales, blogs, páginas de redes sociales como FaceBook o foros como Reddit. La información sobre los crímenes de los que se le acusa a Naasón están al alcance de cualquier persona, incluyendo los miembros de La Luz del Mundo.

Por si este fuera poco, en marzo de 2020 comienza el plan de contingencia en México -y otros países-, mismo que obliga por ley a cerrar todos los templos de cualquier confesión religiosa en el país, y LLDM, “obediente de las leyes” se sujeta al mandato presidencial. Pero esta es otra de las razones del poco crecimiento que el INEGI expresa de LLDM, la falta de asistencia a sus reuniones diarias. Como ustedes saben estimados lectores, los cultos de esta fe se llevaban a cabo tres veces al día. Sí, tres veces al día en que los hermanos eran adoctrinados constantemente para obedecer ciegamente las doctrinas de los tres Joaquines. Cultos que garantizaban la obediencia plena de los fieles a los ministros, al igual que la recaudación de diezmos y ofrendas que hacen funcionar la maquinaria religiosa-financiera que llaman iglesia y la construcción de inmuebles. Y todo esto se ha dejado de llevar a cabo por casi un año. No es de sorprender que muchos ministros se quejen amargamente (no en público) de la falta de ofrendas y de diezmos ocasionada por la inasistencia forzada. Actualmente la iglesia enfrenta una crisis que trata por todos los medios de disimular; las escasas cooperaciones económicas o algunas obras pequeñas han desaparecido por el desinterés de los fieles hacia la manutención de sus obreros locales. Los canales oficiales de la iglesia registran la poca asistencia a sus reuniones. Los jóvenes están más conectados con las redes sociales que a las oraciones que se transmiten y poco a poco se están alejando de la fe que lograban afirmar con la asistencia. Pero todo esto podría ser para los luzmundanos que nos leen, meras especulaciones si no son respaldadas por la cifra de fieles en México: 190,005 naasonistas. Es decir 1 millón, 609,000 menos que los que el vocero Silem García acaba de mencionar en su cuenta de Twitter. Del tamaño de 1 millón 609,000 es la mentira de Silem García.

¿Dónde están los naasonitas perdidos?

Deserción y negación

Desertaron; o por lo menos se avergonzaron de identificarse como naasonitas a la hora de responder al encuestador del INEGI. Sea porque comprendieron que no podían seguir aceptando a un “apóstol” con semejantes pecados como guía espiritual, o porque la inasistencia hizo su trabajo: la pérdida de la fe luzmundana por inanición psicológica. La Luz del Mundo sí tuvo un crecimiento desde 2010, pero hasta 2019, el año del arresto y comienzo del proceso penal en contra del que todos creían santo, puro, sin mancha, vivo ejemplo de la vida que enseñaba a practicar. Así comenzó la deserción o, por lo menos la negación. Esto nos hace preguntarnos: ¿dónde están entonces los que creyeron a Naasón antes de junio de 2019? Pues, seguramente están contados en el apartado que INEGI tiene como “sin religión”, o en el mejor de los casos, en los contados como “cristianos”.

Realmente es un hecho que actualmente muchos de miembros de la iglesia o ex miembros, se avergüenzan de ser relacionados con La Luz del Mundo (incluyendo al que escribe estas líneas) y ambos grupos están plasmados en los números que el INEGI arroja.

Las iglesias, La Luz del Mundo y las otras sectas

Para terminar, creo importante que todo el que nos lee tenga un panorama de la realidad religiosa de esta secta en relación a las demás iglesias y asociaciones religiosas, para que podamos ubicar a La Luz del Mundo en un contexto más real del que ellos nos plantean y que quisieran con todas sus fuerzas existiera, pero que no es real de manera absoluta.

Aquí lo tienen:

  • La Luz del Mundo, según datos del INEGI, registró en el censo 2020: 190, 005 fieles en todo México.
  • La iglesia Católica sigue siendo la A.R. con más fieles en el país azteca, con casi 98 millones de fieles, es decir aproximadamente 97. 8 millones por encima de la iglesia-empresa de los Joaquín.
  • La segunda fuerza religiosa en México son los Testigos de Jehová con 1’530,909 miembros, No es La Luz del Mundo. Existen más de 1 millón 300 mil testigos de Jehová en este país, que testigos de Naasón.
  • Si los PRESBITERIANOS usaran los templos de LLDM para su reunión dominical, deberían hacer DOS cultos, pues la iglesia Presbiteriana tiene más del doble de fieles en México, son 428,651.
  • Hay casi 800 mil personas adventistas en este país que creen que Dios se reveló a su profetiza Helen Harmon, es decir, 600 mil más que los 190,000 que creen que Dios le habló a Aarón Joaquín.
  • 337,998 mormones mexicanos creen que los 12 apóstoles de su iglesia son verdaderos, casi 148 mil más que los que creen que solo Naasón es apóstol.
  • Las iglesias pentecostales, evangélicas y las congregaciones cristianas prefirieron no aparecer de forma denominacional en la encuesta (entre ellas la IECE y las religiones cristianas que LLDM tanto desprecia), pero ellas suman más de 10 millones 300 mil fieles.

El deseo de ser contados para ocupar un lugar en los libros, hacer “presencia”, ser tomados en cuenta y presumir de sus números no es una característica del cristianismo; es totalmente sectaria.

Esa es la realidad en la que vive La Luz del Mundo. Por mucho, sigue siendo una de las asociaciones religiosas más pequeñas del país, muy por debajo de los Testigos de Jehová, los Adventistas del 7º día e inclusive que la Iglesia Presbiteriana y los Mormones. Después de las cifras que hoy conocemos, los líderes LLDM tienen mucho trabajo por hacer, eran cien ovejas, pero no se les ha perdido una, sino muchísimas más.

Pero hay algo que sí podemos afirmar:

La Luz del Mundo es la segunda A.R. con más escándalos sexuales, políticos, financieros y sociales en México.

Y ya tú sabrás si te quedas en ella, si te sales o pides bautizarte.

Espero que tomes la mejor decisión con la dirección del Espíritu Santo de Dios:

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada

Santiago 1:5

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*