Header Ad

Categories

Most Viewed

¿Holocausto o autopersecución? Otra estrategia de LLDM

“Huye el IMPÍO sin que nadie lo persiga,
más el justo estará confiado como un leoncillo”

Proverbios 28:1

Por Moisés de la Fuente B.

Shoá, es el es nombre hebreo para “Holocausto“. Esta palabra en griego, significa “quemarlo todo”. Antes de la Primera Guerra Mundial ya se utilizaba para describir el genocidio, aunque fue en 1945 cuando se volvió sinónimo del asesinato sistemático de 6 millones de judíos llevado a cabo por el régimen nazi en casi todos sus países ocupados durante la Segunda Guerra Mundial.

Hoy, más de ochenta años después, La Luz del Mundo, reclama vivir la misma situación que el pueblo hebreo a manos de Hitler, pero esta vez, a manos de los medios de comunicación y todos aquellos que en redes sociales nos pronunciamos contra sus prácticas o cuestionamos sus creencias y prácticas.

En esta iglesia, la idea de la “persecución” comenzó como estrategia poco después del arresto del Naasón Joaquín en junio del 2019, pero ya antes, en el escándalo por Bellas Artes recuerdo perfectamente como el entonces vocero oficial Silem García interpeló a Azucena Uresti, periodista de Milenio, con la frase:

No queremos pensar que se trata de discriminación

Silem García

En los siguientes días después del escándalo por el arresto de Naasón Joaquín y los crímenes sexuales que se le imputaron, García comenzó a mencionar en varias entrevistas las palabras, “discriminación, persecución, ataques y linchamiento mediático” (entre otras), como si invocara acciones de estos tipos o como si vaticinara que no tardarían en aparecer, dado que los medios estaban “atacando” a la iglesia La Luz del Mundo, aunque estos se enfocaban en informar sobre el proceso penal de Naasón y las prácticas que lo llevaron a prisión. Para el 11 de junio de ese mismo año, el vocero ya había reunido casi mil denuncias y pidió la ayuda del presidente mexicano para “proteger a los fieles de nuestra iglesia”. (https://www.proceso.com.mx/nacional/2019/6/11/la-luz-del-mundo-denuncia-discriminacion-bullying-sus-feligreses-pide-ayuda-amlo-226227.html).

A la par, la vocera Sara Pozos y algunos de sus homólogos como Armando Maya comenzaron a hablar en sus columnas sobre el “DISCURSO de ODIO” en contra de LLDM y también, sobre loque llamaron “linchamiento mediático”. En sus notas, solicitaron se reglamentara contra la difamación en las redes, a proponer la creación de leyes para cesar a los que desde el anonimato o no, se expresaran contra su secta.

Y entonces por arte de magia, lo que invocaron llegó: aparecieron algunos templos vandalizados (de los “miles y miles” que tiene LLDM en México), y varios de fieles denunciaron en los medios el maltrato, acoso o discriminación que sufrieron por ser miembros de la secta.

En otra entrevista a Milenio, sobre el tema de la demanda de Sochil Martin, pero ahora con Alex Domínguez, Silem García se dirige a la cámara y habla directamente a los seguidores de Naasón que siguen la entrevista, diciéndoles abiertamente:

“Es CONTRA TI, miembro de la iglesia La Luz del Mundo… pretenden que NO puedas profesar tu fe” y poco después, dice que con las calumnias en contra de la iglesia “se está linchando a este grupo vulnerable, (LLDM)”.

Y entonces, lo profetizado por Silem se comienza a hacer realidad.

Como ya hemos comentado otras veces, los que fuimos parte de La Luz del Mundo, sabemos cómo se cocinan los grandes eventos que convienen a la fe. Desde hacer coincidir un “encuentro internacional de misioneros” en Silao con la visita del Papa, hasta que las mujeres se suban la falda para participar en eventos donde no se deben identificar como luzmundanas y puedan participar en un evento donde inclusive, haya que llegar a la violencia y a las injurias.

Por eso, aunque en ciertos casos hay una alta posibilidad de que el maltrato a templos como a fieles haya sido cierto, en su mayoría las denuncias son falsas, inventadas o exageradas a partir de una mal mirada, todo esto con la finalidad de desviar la atención de los crímenes por los cuales Naasón “el apóstol” García se encuentra preso en Los Ángeles. Y tal como sucede en las series de Netflix, por temporadas aparecen uno dos o tres templos “vandalizados”, entonces salen los voceros de sus agujeros y se reanuda la campaña de VICTIMIZACIÓN. Y todo, como estrategia para que los medios dejen de publicar noticias de los testimonios de las víctimas (algunos con detalles sexuales bastante bastante explícitos), sobre las prácticas sexuales de Naasón, con sus secretarias y víctimas.

No existe una persecución contra los fieles naasonitas.

Si tú, amable lector que nos visitas investigas los hechos de manera cronológica, verás que, desde el arresto del “apóstol” hasta el día de hoy, -dos años y casi tres meses después- los “ataques” contra los fieles se dieron después de que los voceros los invocaran. Entonces muchos naasonitas se identificaron con el cristal e hicieron denuncias por el mínimo detalle que pudiera ser magnificado como “desprecio o discriminación” y después de captar la atención de los medios, desaparecieron exactamente como aparecieron.

Por cierto, ¿cuántas denuncias de discriminación atendió la CONAPRED este año de la iglesia La Luz del Mundo?

Los últimos templos vandalizados, tres en Estados Unidos y uno o dos en México nos invitan a una reflexión obligada: si la secta tiene “decenas de miles” de templos en el mundo, como reza su propaganda, ¿cuál es el porcentaje de los templos que son vandalizados en lo que va del año?, ¿y por qué solo son vandalizados solo los templos de estos dos países? Si el porcentaje es menor al 0.01%, y en uno de los casos, el agresor entró a destruir logos del dios Naasón y en otro fue un robo durante la madrugada cuando no hay culto, ¿podemos llamarle a la suma de estos pocos incidentes “persecución religiosa”? Por supuesto que no.

Verdaderas persecuciones viven los fieles evangélicos del sur del país, concretamente en el estado de Chiapas, Quintana Roo, Tabasco, precisamente donde La Luz del Mundo tiene menos presencia. Ahí existen comunidades evangélicas que sufren discriminación en las manos de pueblos enteros, apoyados por caciques o inclusive de autoridades católicas. De hecho, los Testigos de Jehová sufren una verdadera discriminación y agresión por parte de muchas iglesias al predicar su fe de casa en casa, incluyendo de La Luz del Mundo, aunque ésta diga que todo en ella es “paz y amor perfecto”, pues como ya hemos demostrado en este mismo blog, es la misma Luz del Mundo quien desarrolla en su seno una cultura de ODIO hacia todas aquellas religiones que no crean en Naasón, y peor, hacia los fieles que desertan expresando su negación hacia la divinidad del líder.

Repito a los que nos leen: NO EXISTE persecución religiosa a los fieles de La Luz del Mundo.

Sí existen casos aislados de discriminación a naasonitas y vandalización a algunos templos luzmundanos, pero no podemos generalizarlos como una persecución por creencias, mucho menos cuando se da por temporadas, si no son comprobables y si son generadas para una campaña de victimización. Y como hemos mencionado, existen en el país hechos de intolerancia religiosa a casi todas las comunidades cristianas y sectas de corte evangélico por parte de algunos sectores católicos que se deben atender, pero esos hechos no son privativos de una sola iglesia, religión o secta como LLDM.

La “persecución” de la que se dice ser objeto LLDM es una ESTRATEGIA del CONSEJO de Obispos, donde los fieles son utilizados como carne de cañón y como escudo humano para DETENER LA INFORMACIÓN QUE DAN LOS MEDIOS SOBRE NAASÓN y los crímenes que enfrentará en juicio, alegando que dicha información provoca “crímenes de odio” hacia la iglesia y un “linchamiento mediático contra ella”. Un discurso mentiroso que es azuzado continuamente en los cultos: “los del mundo no nos quieren, nos odian, nos aborrecen, quieren destruirnos y acabar con la obra de Dios”. Todo el significado real de la estrategia de los obispos se resume en esta frase:

Dejen de publicar información sobre las actividades criminales de nuestro apóstol, porque eso hace que nos persigan, nos discriminen, lastimen a nuestras mujeres y a nuestros niños.

La autopersecución inducida no es nueva, es una estrategia altamente exitosa de las sectas. La idea inducida de que “nos asedian porque nos odian, quieren exterminar nuestra fe, quieren acabar con la obra de Dios”, cohesiona a los fieles, los integra y los fortalece porque les hace sentir deseos intensos de sobrevivir, de unirse contra el mal, de pelear una gran batalla contra Satanás visualizado en todos aquellos que no se expresen bien de la secta, desde los que reconocen como “apóstatas”, los medios de comunicación o hasta los sistemas de justicia, como en este caso, el del estado de California. Para los luzmundanos, Xavier Becerra fue un instrumento de Satanás junto con Alondra Ocampo quien testificará próximamente en el juicio contra Naasón.

Por lo tanto, si llamar persecución a la victimización de LLDM ya es risible, compararla con la SHOÁ es una broma de mal gusto, una completa burla al judaísmo y una grotesca falta de respeto. Jamás se podría comparar el Holocausto y todas sus características, con la victimización de una secta cuyo propósito es “limpiar” la imagen de su líder abusador, o los casos aislados o actuados de unos cuantos fieles.

Si eres miembro de LLDM y estás leyendo estas líneas, quiero invitarte a que ya no permitas que te manipulen para llevar a cabo acciones que favorezcan a los líderes. Tú no estás preso en la cárcel de Los Ángeles, tú no has sido acusado de crímenes sexuales ni has tenido que pagar abogados costosos para que demuestren que eres inocente. Pon atención a las noticias y pregúntate ¿realmente me están atacando?, ¿me están persiguiendo por mi fe?

Nadie te persigue, nadie te acosa. Yo fui luzmundano y durante toda mi vida pocas veces experimenté discriminación por mi fe y jamás fue grave, y cuando fue así, me regocijaba pensando que sufría como cristiano, tal como Cristo en la Biblia nos enseña. Tengo familia y amigos naasonitas por todo el país y en varias naciones extranjeras, y de la misma forma, siempre que mantengas una honesta forma de vivir la gente te respeta, te procura y hasta eres ejemplo para ella.

Deja que la justicia haga su parte y tú espera en Dios, que sabes bien, sabe por qué hace o permite las cosas. Tú, como dice la Palabra de Dios, en lugar de huir sin que “nadie te persiga” debes estar como el justo,confiado como un leoncillo“.

Y seguramente, cuando acabe el juicio, deberás tomar decisiones importantes.

Dios te bendiga.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*